Archivos

Reconocer la realidad

Por Gabriela Calderón de Burgos

Gabriela Calderón de Burgos señala que el Estado ecuatoriano pasó de consumir alrededor de un 23% del PIB antes de la década de gobierno de Rafael Correa a consumir un promedio de 40% y que para alentar la recuperación económica debería volver a su dimensión anterior a 2008.

El síntoma del control de precios

Por Guillermo Cabieses

Guillermo Cabieses dice que otro virus que se ha desatado en el Perú es aquel del intervencionismo y uno de sus síntomas es el control de precios, que impide el funcionamiento del sistema de coordinación que llamamos mercado y termina derivando en escasez.

Nuestro renacimiento tecnológico

Por Charles C. W. Cooke

Charles C. W. Cooke considera que aunque la proeza técnica de enviar hombres a un planeta no visitado antes y que vuelvan con seguridad es algo que celebrar, esta palidecería frente al impresionante logro de haber desarrollado una red global de comunicaciones que pone a disposición de todos el conocimiento humano acumulado.

El fin de Hong Kong

Por Ian Vásquez

Ian Vásquez dice que Hong Kong es el caso más dramático del mundo de cómo la crisis del coronavirus está siendo aprovechada para aplastar las libertades individuales.

AFP y empresas PYME: un salto al vacío

Por Axel Kaiser

Axel Kaiser considera que la política de las AFP de invertir en fondos de pymes nacionales para ayudar con la reactivación económica y la provisión de liquidez a empresas en problemas podría implicar riesgos enormes para los ahorros de los trabajadores chilenos.

Cómo el sistema educativo se puede adaptar al COVID-19

Por Corey A. DeAngelis

Corey A. DeAngelis considera que las cuentas de ahorro para la educación podrían una solución de corto y largo plazo: permitirían mejorar la educación estatal, ampliaría las opciones disponibles a las familias de bajos ingresos y ayudaría a las familias a adaptar la educación de sus hijos frente al cierre de las escuelas por el COVID-19.

El pueblo subyugado

Por Manuel Hinds

Manuel Hinds considera que desde que el presidente Nayib Bukele desconoció la autoridad superior de la Sala de lo Constitucional y se colocó por encima de los poderes Legislativo y Judicial, efectivamente se consumó un golpe de estado en El Salvador.