Inmigración

Los mercados laborales necesitan el mismo tipo de libertad económica que tienen los mercados para funcionar bien. Las reglas rígidas para contratar y despedir a empleados, los salarios mínimos, y las restricciones a la inmigración todas desalientan el crecimiento económico y la creación de empleos.  Las investigaciones de Cato acerca de mercados laborales e inmigración demuestran cómo los mercados laborales abiertos, competitivos y flexibles derivan en una economía más dinámica y en mejores estándares de vida.

Artículos

Ensayos