Chile

Queman iglesias, otra vez

Por Carlos Rodríguez Braun

Carlos Rodríguez Braun señala que el ataque a las religiones judeocristianas es un denominador común entre los dos regímenes totalitarios más siniestros de nuestro tiempo: el nacional-socialismo y el comunismo.

¿Quién los entiende?

Por Martín Krause

Martín Krause dice que aunque Chile se ubica entre los países con mejor calidad institucional del mundo, y el de mejor calidad entre los latinoamericanos, las encuestas indican que los chilenos ahora buscan una Constitución que le conceda poder a un líder fuerte.

Llorarán el "neoliberalismo"

Por Axel Kaiser

Axel Kaiser indica que el satanizado "neoliberalismo" benefició a los pobres más del doble que a los ricos, habiendo aumentado el ingreso del 25% más pobre entre 1990 y 2015 en un 439% versus un 208% para el 25% más rico.

Cobardes, cómodos y moderados

Por Axel Kaiser

Axel Kaiser estima que si no hubiese habido moderación en la defensa de las ideas sobre las cuáles se fundamentó el éxito del país, hoy Chile no estuviera enfrentándose a este nivel de violencia e incertidumbre.

El "oasis" latinoamericano desciende al caos

Por Axel Kaiser

Axel Kaiser indica que la crisis económica y política de Chile se debe a que una gran porción de las élites que dirigen instituciones claves desde los medios comunicación hasta el Congreso Nacional y el poder judicial dejaron de creer en los principios que hicieron que el país fuera exitoso.

Lo bueno, lo malo y lo feo de Chile

Por Carlos Rodríguez Braun

Carlos Rodríguez Braun dice que lo bueno acerca de la economía chilena es su relativo liberalismo, lo malo han sido los disturbios violentos y el hecho de que todavía sobrevive allí la mentalidad capitalista, y lo feo es la reacción impulsiva de tantos analistas al comentar los disturbios.

El que decide la excepción es el que manda

Por Manuel Hinds

Manuel Hinds dice que Chile había parecido abandonar el modelo del ejército decidiendo la excepción al régimen democrático, pero que ahora, treinta años después, parece haber retrocedido a tener un poder detrás de las instituciones democráticas: las multitudes descontroladas.