Blog Home

I. Life 3.0: Being Human in the Age of Artificial Intelligence - Max Tegmark

Libro interesante para entender los eventuales peligros del avance de la inteligencia artificial. Tegmark introduce una discusión en la dimensión filosófica y moral a fin de entender y anticipar potenciales riesgos de dicho avance, añadiendo distintas formas en que éste podría ser regulado con el ánimo de mitigar los peligros que pudiesen surgir.

II. Explaining Postmodernism: Skepticism and Socialism from Rousseau to Foucault - Stephen Hicks

Libro que me ayudó a entender la raíz que explica el atentado contra la libertad de expresión que sufren hoy las universidades en Estados Unidos. Hicks narra el origen del marco teórico posmodernista que sustenta muchas posturas relativistas que hoy la izquierda defiende en temas de interseccionalidad e identidad, y promueve a través de las escuelas de ciencias sociales en las universidades.

III. Lo que el dinero sí puede comprar - Carlos Peña

Respuesta al libro del académico y filósofo de Harvard, Michael Sandel, en su obra “Lo que el Dinero No Puede Comprar”. Peña, además de ofrecer un profundo análisis filosófico, emplea el caso de Chile para desvirtuar la tesis de Sandel sobre los supuestos límites morales del capitalismo. El autor argumenta que la modernización capitalista en Chile permitió un aumento significativo en el bienestar de las personas y en el acceso al consumo, lo que resultó en mayores libertades individuales y movilidad social.

Libro que me gustaría leer:

World Without Mind: the existential threat of tech giants - Franklin Foer

Libro que explica el poder que poseen las grandes empresas tecnológicas de alterar nuestra individualidad y toma de decisiones gracias a su capacidad de acumular datos sobre nuestros hábitos cotidianos y de consumo. También propone una solución de la cual yo sospecho su eficacia: regular desde el Estado.

Entre los mejores libros que leí este año se encuentran los siguientes:

  • Monarquía, constitución, independencia y república: la transición de Vicente Rocafuerte del antiguo al nuevo régimen, 1783-1832 de Jaime E. Rodríguez O. (Instituto Dr. José María Luis Mora, 2008): traza la evolución del pensamiento del importante estadista guayaquileño desde las ideas del imperio español hacia las ideas modernas de las repúblicas liberales. 
  • Architect of Prosperity: Sir John Cowperthwaite and the Making of Hong Kong de Neil Monnery (London Publishing Partnership, 2017): relata la impresionante historia de cómo Hong Kong pasó de ser una nación subdesarrollada a ser más rica que su otrora madre patria (el Reino Unido) y lo hace a través de la vida de uno de los hombres más influyentes durante la administración colonial del siglo XX.
  • Ideología de la emancipación guayaquileña por Mariano Fazio (Banco Central del Ecuador, 1987): relata las ideas que circulaban en Guayaquil en la época inmediatamente anterior a su independencia el 9 de octubre de 1820, la cual derivaría luego en la independencia del Ecuador. De este texto se desprende que los individuos más influyentes eran los guayaquileños José Joaquín de Olmedo y Vicente Rocafuerte, ambos ex representantes ante las Cortes de Cádiz y liberales convencidos del Nuevo Régimen.
  • Man`s Search for Meaning de Viktor Frankl.

Quiero leer estos libros el próximo año:

  • Nation, State and Economy: Contributions to the Politics and History of Our Time de Ludwig von Mises (Liberty Fund, 1983)
  • Early Economic Thought in Spain, 1177-1740 de Marjorie Grice-Hutchinson (Liberty Fund, 2015)
  • Violence and Social Orders: A Conceptual Framework for Interpreting Recorded Human History de Douglass C. North, John Joseph Wallis, Barry R. Weingast (Cambridge, 2009)
  • Adam Smith: An Enlightened Life de Nicholas Phillipson (Yale, 2010)
  • Ensayos filosóficos de Adam Smith (Pirámide, 1998)
  • Cádiz a debate: actualidad, contexto y legado de Roberto Breña (Colegio de México, 2014)
  • Clashing Over Commerce: A History of US Trade Policy de Douglas Irwin (University of Chicago Press, 2017)
  • The Leveller Revolution: A Radical Political Legacy from the mid-1600s de John Rees (Verso Books, 2016)
  • The Infidel and the Professor: David Hume, Adam Smith, and the Friendship That Shaped Modern Thought de Dennis C. Rasmussen (Princeton, 2017)

Rafael Correa denuncia ante la OEA una "alteración del orden constitucional". El ex mandatario y el ex canciller parecen sufrir de amnesia selectiva. Aquí para refrescar la memoria acerca de lo que estos individuos, que hoy se expresan como caballeros ingleses, hicieron contra el orden constitucional ecuatoriano a principios de 2007 y acá un extracto de las violaciones más burdas:

  • El gobierno de Correa violó el Artículo 283 en el cual se especifica que la consulta popular legalmente convocada deberá poner “ en consideración del electorado textos concretos de reforma constitucional que, de ser aprobados, se incorporarán inmediatamente a la Constitución”. Es decir, no se contempla la formación de una asamblea para hacer una nueva constitución o reformarla.
  • También se ha violado el derecho al debido proceso (numeral 27 del Artículo 23) con la destitución de los 57 diputados (aunque en esto, sin restarle importancia a la violación por parte del Tribunal Supremo Electoral —TSE, lo precedieron los diputados al destituir al principal del TSE sin seguir el debido proceso). [En resumen, se destituyó de un plumazo a toda la oposición en el congreso.]
  • El TSE violó la Constitución al atribuirse funciones que no le corresponden (Artículo 119) como juzgar a diputados del Congreso, quienes deberían ser juzgados solamente por la Corte Suprema según lo indicado en la Ley Orgánica de Elecciones (con lo cual se violó el numeral 11 del Artículo 24).
  • El Congreso violó, con el respaldo del Presidente, el Artículo 95 de la Constitución al desconocer el fallo del Tribunal Constitucional (TC) que concedía amparo a los diputados destituidos y los restituía. En ese artículo se establece el cumplimiento inmediato de las resoluciones sobre Amparo. [Los vocales del TC fueron violentamente removidos, la policía bajo el mando del presidente no hizo nada al respecto para protegerlos y el presidente pública y explícitamente se reveló contra la autoridad de este organismo.]
  • En 2011 vía consulta popular presidente Correa pidió votos para "meterle las manos a la justicia por el bien de todos". Luego vendría el sometimiento de la justicia.  

Ahora los señores Rafael Correa y Ricardo Patiño se atreven dar cátedra sobre Estado de Derecho...No podemos olvidar que cuando se trata de violar el orden constitucional establecidos ellos superan con creces a quienes los antecedieron y a su sucesor. 

Dicho esto, que Correa y compañía hayan abusado del poder no significa que los ecuatorianos debamos otorgarle cheques en blanco a Lenin Moreno. Hay que reclamar una institucionalidad que permite los pesos y contrapesos de una democracia liberal, no montar un nuevo rey. Una de las preguntas de la consulta popular a celebrarse en febrero del próximo año, de recibir un 'Sí' mayoritario conduciría a que reemplacemos autoridades de control correístas con unas leninistas. 

Pocas veces en esta Buenos Aires, que conoció genios como Jorge Luis Borges y que supo ser una de las capitales más ricas de América —y aún conserva su esplendor— vi gente tan irritada con los burócratas y políticos. Y no es para menos. A causa de la monumental cumbre de la Organización Mundial del Comercio (OMC), entre el 11 y el 14 de diciembre, el despliegue policial por razones de “seguridad”, además de ser costosísimo, ha provocado un caos en el tránsito que implica la pérdida de miles de millones de dólares en términos de horas hombre perdidas.

El inicio de la sesión plenaria estuvo protagonizado por el choque entre la postura proteccionista del Gobierno de Donald Trump y la decidida defensa de “la globalización y el libre comercio” realizada por China, respaldada prácticamente por los 164 países participantes incluida la Unión Europea y Latinoamérica. Insólito: el “comunista” defendiendo el libre comercio y el “capitalista” quejándose, aunque en parte tiene razón ya que argumenta de que, bajo la categorización de “países en desarrollo” algunos tienen ventajas regulatorias con respecto a otros.

Por cierto, la cumbre fue un fracaso, prácticamente no se avanzó nada, así lo manifestó el vocero del organismo quien en declaraciones a la prensa manifestó que "es imposible por el momento" llegar a un consenso acerca de los cinco ejes que están en discusión: Agricultura, Pesca, Servicio, Desarrollo y Comercio Electrónico.

O no fue un fracaso, porque los burócratas se la pasan fenomenal a costa de los impuestos que pagan los empobrecidos ciudadanos. Por caso, entre las decenas de eventos que se produjeron, para una de las reuniones en las que participó el presidente argentino, estaban convocadas 1.500 personas. Pero se presentaron solo 400 siendo que se había contratado un exquisito almuerzo y cena que comieron unos 300 comensales. Es de esperar que el sobrante —unas 1.200 porciones — lo hayan dado a gente pobre, que suma un tercio de la población argentina.

Lo peor del caso es que la OMC es un fraude. Se presenta como defensora del libre comercio —y la izquierda suele protagonizar ridículas manifestaciones para condenar esto — cuando es lo contrario. A ver, para liberar el comercio, basta con que cada gobierno levante unilateral e inmediatamente las regulaciones que lo impiden. Pero la OMC hace lo contrario, regula el comercio internacional, supuestamente libre. Su director general lo dijo explícitamente.

Durante una de las conferencias paralelas, Jack Ma, el fundador y CEO de Alibaba, la empresa de comercio vía internet más grande del mundo, y el segundo hombre más rico de China, dijo que "No hay que regular el comercio electrónico", de modo que pueda expandirse ya que falta mucho, dado que unos 4.000 millones de personas en el mundo no tienen acceso a Internet, y en los países menos desarrollados el 70% de la población no tiene una conexión básica a la red.

El director general de la OMC le respondió sin ambigüedad "¡Estamos acá justo en la casa de las regulaciones!", en referencia al rol de la OMC en el comercio mundial. Como dije, la Cumbre fue un fracaso, lo que significa una gran noticia para los políticos y burócratas porque ellos tendrán que seguir viajando —y visitando países bonitos — a costosísimas reuniones futuras para seguir intentando avanzar… ¡Ojalá tengan suerte! Y la próxima se realice en una playa paradisíaca como la cumbre de 2013 en Bali.

En la edición de hoy de "fallas del estado" tenemos al hospital estatal que construyó el gobierno ecuatoriano en Monta Sinaí (Guayaquil) sin dotación de agua potable. Esta mega-obra no contempló en su diseño la dotación de agua potable ni el tratamiento de deshechos tóxicos. El hospital lleva tres años de retraso y se ha pasado del presupuesto con $63 millones. Fue presentado por años como el "complejo hospitalario más grande del país", "aunque el edificio está en pie, no puede funcionar".

No tiene desperdicio este reportaje:

En este pasaje el economista austríaco Ludwig von Mises describe su visión de una economía de mercado:

"Es absurdo hablar del "poder" de las grandes empresas. La gran característica del capitalismo es que el poder supremo en todas las cuestiones económicas queda en los consumidores. Todas las empresas grandes crecieron a partir de inicios modestos y llegaron a la grandeza porque el apoyo de sus consumidores los hizo crecer. Sería imposible que las empresas pequeñas o medianas provean esos productos de los cuales ningún estadounidense actual quisiera prescindir. Mientras más grande es una corporación, más depende de la disposición de sus consumidores para comprar sus productos. Fueron los deseos o, como algunos dicen, los errores de los consumidores los que condujeron a la industria automotriz hacia la producción de autos cada vez más grandes y que obligaron a que hoy produzca autos más pequeños. Las cadenas de tiendas y los grandes almacenes tienen la necesidad de ajustar sus operaciones cada día para satisfacer los cambiantes deseos de sus clientes. La ley fundamental del mercado es: el cliente siempre tiene la razón".

Vale la pena resaltar también esta párrafo donde explica los beneficios para todos de la acumulación de capital:

"...Lo que hizo de EE.UU. el país más rico del mundo era el hecho de que su 'individualismo firme' de los años antes del New Deal no colocaron obstáculos serios a los hombres emprendedores. Los empresarios se enriquecían porque consumían solo una pequeña parte de sus ganancias y destinaban una parte mucho mayor de estas a invertir en sus negocios. Por lo tanto se enriquecieron así mismos y a todas las personas. Porque fue esta acumulación de capital que elevó la productividad marginal del trabajo y por lo tanto, el nivel de los salarios.

Bajo el capitalismo la codicia del individuo empresario beneficia no solo así mismo sino a todas las personas. Hay una relación recíproca entre su adquisición de riqueza mediante el servicio a los consumidores y la acumulación de capital y la mejora de la calidad de vida de los trabajadores asalariados, quienes constituyen la mayoría de los consumidores. Las masas están en su capacidad de asalariados y de consumidores de que los negocios florezcan. Esto es lo que los viejos liberales tenían en mente cuando ellos declaraban que en la economía de mercado prevalece una armonía entre los verdaderos intereses de todos los grupos de la población".

Categorias

Autores

Archivos