Blog Home

La civilización y el socialismo

Publicado por Gabriela Calderón de Burgos

Leyendo nuevamente algunas secciones del libro El tercermunidsmo (Monte Avila Editores, 1982) del gran liberal venezolano Carlos Rangel me topé con esta cita (p. 164):

"De aquella brutalidad e insensibilidad que fueron tan notoriamente rasgos de la sociedad inglesa hasta hace poco tiempo, no queda hoy prácticamente ningún rastro. ¿Cómo explicarlo? La respuesta es, me atrevo a sostener, evidente: si imaginamos dos curvas, una de las cuales representa la evolución del grado de crueldad pública y privada en Inglaterra (y por reflejo posterior y más débil, pero perceptible, en los dominios ingleses, comenzando por Gales, Escocia e Irlanda, y con extensión a las colonias más remotas) y la otra el desarrollo por y en esa sociedad de la civilización y la sensibilidad capitalistas, veremos que hay correspondencia entre la declinación de la primera curva y el ascenso de la otra. El capitalismo no sólo ha causado una prodigiosa revolución económica, sino además, otra igualmente importante en la sensibilidad. De esta segunda revolución uno de los productos más significativos ha sido el Socialismo. Esto lo sabía perfectamente Marx y lo dice abundantemente, a pesar de su prejuicio emotivo contra la civilización capitalista. Lo que no pudo ver Marx, cegado por ese prejuicio, y lo que persisten en no admitir los socialistas actuales, a pesar de existir ahora sobradas pruebas de ello, es que los ideales libertarios y humanitarios del Socialismo no sólo son creaciones de la civilización capitalista, sino además, proyecciones utópicas de virtudes y prácticas sin duda imperfectas, pero ligadas indisolublemente a la organización capitalista de la sociedad, e incompatibles con el Socialismo.

Categorias

Autores

Archivos