Blog Home

Una nación "soberana"

Publicado por Andres Mejia-Vergnaud

En el fuerte enfrentamiento verbal que sostuvo ayer con Condolezza Rice en la reunión de la OEA, dijo Nicolás Maduro, ministro de relaciones exteriores de Venezuela, que Estados Unidos no debería intervenir en las decisiones de una nación democrática y "soberana". Lo de democrática, sabemos, ya nadie lo dejaría de poner en duda. Es en el adjetivo "soberana" donde empiezan los problemas.

No ha sido el gobierno de Chávez el único que ha recurrido a este concepto para vulnerar las libertades y las estructuras democráticas. Es más, en la mayoría de pronunciamientos de quienes han apoyado a Chávez en el cierre de RCTV, se argumenta la soberanía de las autoridades venezolanas para tomar dicha decisión. Quien sabe qué más nos espera en nombre del concepto de soberanía.

Se que no todos los lectores de este espacio compartirán mi internacionalismo al respecto, pero creo que uno de los grandes avances en la práctica política reciente, por imperfecto que haya sido, es la idea de que la soberanía nacional y gubernamental tienen límites, y esos límites están claramente definidos por los derechos y las libertades individuales. Y además, corresponde a la comunidad internacional vigilar esto.

Si nos dejamos enredar por el juego argumentativo de Chávez & Co., retrocederemos a épocas en las cuales la mera invocación de la soberanía podía brindar legitimidad a un acto del Estado. Pensemos además en el tétrico "cocktail" que resulta de unir la noción de soberanía con las nociones marxistas de derechos individuales y estado popular: "te despojaremos soberanamente de tus derechos individuales, pues ellos no son más que ficciones instrumentales burguesas, y además nuestra soberanía se apoya en un proceso histórico que ha llevado al pueblo a acceder al poder". Y quien crea que estoy delirando al usar esta terminología, o que estoy confundiendo al chavismo con el leninismo, puede leer cualquiera de los muchos panfletos oficiales que circulan hoy sobre el socialismo del siglo XXI y la construcción del hombre nuevo. Lo que encontrará es mucho peor.

Categorias

Autores

Archivos