Blog Home

Nunca olvidar la masacre del 4 de junio

Publicado por Xia Yeliang

Plaza de Tiananmen

27 años atrás, tanques de guerra y ametralladoras del Ejército Popular mataron a cientos de estudiantes y civiles desarmados que se manifestaron pacíficamente a lo largo de 50 días en la plaza de Tiananmen. Esa fue la sangrienta masacre del 4 de junio que tomó al mundo por asombro y sobre la cual el gobierno chino intentó duramente ocultar la verdad y los hechos durante los últimos 27 años. Los jóvenes en China hoy en día ignoran completamente este acontecimiento o bien se muestran indiferentes debido al lavado de cerebro que la propaganda del Partido Comunista Chino (PCC) ha perpetrado sobre este tema.

El Internet ha sido bloqueado en China y un buscador chino —Baidu— reemplazó a Google, cuando esta empresa se vio obligada a salir de China hace 6 años.

Hay numerosas fechas sensibles en el país y las actividades de las personas están restringidas durante estos días. Por ejemplo, las personas no tienen permitido visitar la plaza de Tinanmen durante fechas cercanas al 4 de junio y al Día de la Limpieza de Tumbas, que se conmemora el 5 de abril, etc.

El PCC incluso controla estrictamente las redes sociales. Las personas no pueden usar Twitter, Facebook, YouTube, etc., a no ser que logren violar servidor de seguridad.

En WeChat, la red social más popular en China, blogs, comentarios o envíos de mensajes pueden ser bloqueados, eliminados, o bien pueden desaparecer o no ser mostrados por contener las palabras clave o temas, supuestamente sensibles.

Muchas personas en el mundo occidental parecieran haber olvidado que China es todavía un país con una dictadura comunista. Tienden a admirar la prosperidad económica mientras ignoran el deterioro de los derechos humanos y la pérdida de libertades individuales, que incrementaron durante el periodo de la reforma y apertura al mundo hace tres décadas.

Creo que el PCC no mantendrá su tiránico control por mucho más tiempo. Algunas crisis están acercándose y las personas esperarían e incluso podrían llegar a ser parte del cambio fundamental de las instituciones existentes.

Categorias

Autores

Archivos