Blog Home

"La vieja PDVSA escuálida"

Publicado por Andres Mejia-Vergnaud

El presidente Chávez tuvo que reconocer el rezago que tiene Venezuela en la generación térmica de energía, rezago cuya causa inmediata --más no única-- es la carencia de gas para plantas termoeléctricas. De eso culpó a la "vieja PDVSA escuálida". Al elegir esos dos adjetivos, Chávez quiere dar a entender que la historia de PDVSA se divide en dos etapas: una --anterior a la era chavista--  vendría de ese antiguo régimen para el cual Chávez usa el adjetivo "escuálido" (que sirve también para calificar a los opositores). Otra sería la PDVSA de la revolución y el socialismo.

Esta no sólo es una lectura incorrecta de la historia de PDVSA; es, además, una visión de la estructura económica venezolana que nada tiene que ver con la realidad, ni la pasada ni la presente. Sobre la base de semejante ignorancia no es posible hacer una transformación radical de dicha economía --la cual ha sido por décadas muy disfuncional--, no importa cuán duro se hable contra la dependencia del petróleo, como hizo Chávez hace poco.

Si fuere necesario hallar un punto de quiebre en la historia de PDVSA, éste sería muy anterior, y en rigor no sería un instante sino un proceso: fue la disolución gradual del modelo de PDVSA como empresa petrolera moderna e independiente, cuyas finanzas estarían blindadas contra las exigencias y el apetito del Estado. Poco a poco, durante los años setenta y ochenta, PDVSA fue perdiendo su autonomía, y los límites entre su caja y la caja del Gobierno se borraron paulatinamente. En la era chavista no se ha hecho más que profundizar ese proceso, y llevarlo a extremos de extravagancia. La fusión entre PDVSA y el Estado es hoy absoluta, y la confusión funcional ya no es sólo de tesorerías: PDVSA hoy es agente de todo tipo de proyectos y programas gubernamentales, algunos de los cuales no tienen nada que ver con el negocio del petróleo. De aquel sueño de una PDVSA moderna, cuyas acciones circularan en las bolsas del mundo, y cuya gerencia estuviera a cargo de profesionales cosmopolitas, queda sólo la esperanza de que en el futuro haya otra oportunidad.

Categorias

Autores

Archivos