Blog Home

Bolivia se retira de la Convención de la ONU sobre estupefacientes

Publicado por Juan Carlos Hidalgo

Nunca pensé que diría esto, pero Evo Morales tiene razón (al menos esta vez). El presidente boliviano le pidió al Congreso de su país aprobar una ley que sacaría a Bolivia de la Convención Única de las Naciones Unidas sobre Estupefacientes. La ley ya fue aprobada por la Cámara de Diputados y es muy probable que sea ratificada por el Senado, donde Morales goza de una mayoría de dos tercios.

Bolivia está denunciando dicha Convención debido a los esfuerzos fallidos del país por remover a la hoja de coca de la lista de drogas ilícitas a nivel internacional. Masticar la hoja de coca es una práctica ancestral y muy común en Bolivia y otros países andinos. La coca ayuda a la agente a lidiar con la fatiga y la altitud (yo mismo la probé durante una visita a Jujuy en Argentina). La enmienda boliviana a la Convención Única sobre Estupefacientes fue derrotada luego de una fuerte oposición de EE.UU. y otros países desarrollados.

Esto es precisamente el tipo de “imperialismo del control de drogas” que fue denunciado recientemente por el reporte de la Comisión Global de Políticas de Drogas. Este reporte señala correctamente que la ONU (a raíz de la presión del gobierno estadounidense en particular) “ha trabajado enérgicamente durante los últimos 50 años para asegurar que todos los países adopten el mismo enfoque rígido en la política de drogas –-las mismas leyes, y el mismo severo enfoque en su aplicación”.

Dada la terca resistencia de Washington de permitir incluso los cambios más tímidos y sensatos en tratados internacionales, como dejar de considerar a la hoja de coca como una sustancia ilegal, uno debe aplaudir la decisión del gobierno de La Paz de denunciar la Convención Única de las Naciones Unidas sobre Estupefacientes.

Categorias

Autores

Archivos