Blog Home

¿Teníamos música, artes y libros antes de la UNESCO?

Publicado por David Boaz

¿Tendríamos música, arte y libros sin las Naciones Unidas? El gran pianista Herbie Hancock sugiere en un artículo (en inglés) del Washington Post que nuestra vida cultural sería infecunda sin la UNESCO:

No me puedo imaginar un mundo sin música, sin arte, sin películas, sin danza, sin teatro y sin libros. Sería una existencia muy deprimente y gris, con poca cooperación y comunicación entre los ciudadanos. Las artes son el pegamento que nos mantiene unidos, el tejido cultural de nuestras vidas y siembran las semillas de experiencias inventivas compartidas a nivel mundial…

La UNESCO ayuda a asegurar que nuestro mundo siga siendo conmovedor, lleno de espíritu y de vida.

Por ejemplo: La UNESCO recientemente denominó el 30 de abril como el Día Internacional del Jazz. Esta es una oportunidad para difundir el evangelio del jazz, su mensaje de paz y cooperación y sus particulares características estadounidenses. …

La música es un ingrediente esencial en mi vida y estoy asombrado por su poder….

Por esta razón la participación de EE.UU. en la UNESCO y en las Naciones Unidas debe continuar….

Durante estos difíciles tiempos, el trabajo de la UNESCO se necesita más que nunca.

Herbie Hancock es un gran pianista y compositor, pero aquí parece haber dejado que los burócratas de la UNESCO lo lleven a esgrimir un argumento ridículo. Lo suficientemente ridículo como para recordarle a uno a Hillary Clinton, quien cuando los republicanos amenazaron con eliminar el National Endowment for the Arts (NEA) dijo: “Esta es una época siniestra para los que nos preocupamos de las artes en EE.UU. Un esfuerzo mal concebido y mal informado de eliminar el respaldo público a las artes no solamente amenaza con causar un daño irrevocable a nuestras instituciones culturales sino también a nuestro sentido de identidad y de lo que nosotros representamos como un pueblo”. Por favor… Las artes son mucho más importantes en nuestras vidas que cualquier cosa que hagan el NEA o la UNESCO. Y tienen mucho más “respaldo público” que estos modestos gastos del Estado.

Para aquellos que respaldan el gasto estatal en las artes, estudios económicos (en inglés) muestran que las instituciones de artes y cultura sin fines de lucro gastan alrededor de $63.000 millones al año. Los estadounidenses donan (en inglés) $13.000 millones al año a organizaciones de arte y cultura. Y por supuesto esos números parecen pequeños frente al gasto de los estadounidenses en actividades culturales con fines de lucro: $443.000 millones (en inglés) en 2010 en entretenimiento y $28.000 millones (en inglés) en libros.

Comparado con estos números, el presupuesto anual del NEA de alrededor de $150 millones y cualquier porción del presupuesto (en inglés) anual de la UNESCO de $325 millones que sea gastado en las artes son poca cosa. Si ambas desaparecieran, la música, las artes, las películas, la danza, el teatro y los libros continuarían prosperando (en inglés).

Categorias

Autores

Archivos