Impuestos y Beatles

Carlos Rodríguez Braun comenta el contexto en el que se popularizó la canción “Taxman” de los Beatles, cuando el gobierno laborista de Harold Wilson había establecido en Reino Unido un tipo marginal máximo para el impuesto sobre la renta de 95 por ciento.

Por Carlos Rodríguez Braun

Ahora que estamos en plena Campaña de la Renta, conviene recordar que los impuestos tienen una antigua historia, y a menudo sucede que lo que se nos presenta como novedoso, en realidad no lo es. Por ejemplo, la progresividad fiscal y el castigo a los más ricos.

En 1966, los Beatles incluyeron en su álbum “Revolver” una canción sobre los impuestos que se haría muy famosa en todo el mundo. La había compuesto George Harrison y su título era “Taxman”. Atacaba la voracidad fiscal desde las primeras líneas, cuando el recaudador de impuestos le explica al infeliz contribuyente: “hay uno para ti, diecinueve para mi”.

Lo curioso del caso es que la frase no era una exageración, porque el gobierno laborista de Harold Wilson había establecido entonces en el Reino Unido un tipo marginal máximo en el impuesto sobre la renta del 95 por ciento. Hubo otros países también con porcentajes parecidos, incluidos EE.UU. En España, el tipo marginal del tramo más elevado del impuesto sobre la renta en 1978 superaba el 65 por ciento.

Con el paso del tiempo esas cifras bajaron, y en la actualidad en los grandes países de Europa los máximos suelen ubicarse entre el 40 y el 50%. Ahora bien, como la estructura del impuesto ha cambiado, por la reducción o eliminación de las desgravaciones, la rebaja no ha sido en realidad tan apreciable.

Y, lo más importante, el conjunto de la fiscalidad ha permanecido en un nivel sumamente elevado en las últimas décadas, y no es fácil que pueda cambiar, dado el volumen del gasto público. Más aún, en España hemos visto en 2021 que cada vez hay más personas de clase media y trabajadora que pagan más impuestos, como ha sucedido con miles de trabajadores acogidos a los ERTE (Expediente de Regulación Temporal de Empleo) y otras ayudas públicas durante la pandemia.

Es posible, sin embargo, que la resistencia ciudadana contra los impuestos dificulte la subida de la presión fiscal en el futuro. En ese caso, y por volver a George Harrison y los Beatles, podríamos entonar su canción optimista y primaveral: “Here Comes the Sun”.

Este artículo fue publicado originalmente en Sotogrande Digital (España) el 23 de abril de 2021.