De bitrenes y camioneros

Víctor Pavón considera que el cierre de rutas importantes dentro del país por parte de un grupo de camioneros es una manifestación violenta en contra del derecho al libre tránsito y del progreso de dos regiones importantes del país.

Por Víctor Pavón

Un grupo de camioneros procedieron a cerrar las rutas del país y como manifestaron algunos de sus voceros, están dispuestos incluso a quemar los llamados  “bitrenes”, camiones de gran porte para el transporte de mercaderías a llevarse a cabo en la ruta que une los departamentos de Concepción con Amambay.  

Productos perecederos como la leche, el yogurt, huevos y otros de la canasta familiar empiezan a faltar en varios lugares por el cierre de rutas. Pronto sobrevendrá el aumento de los precios, a lo que se suma la falta de combustible, como la nafta, porque los transportistas opuestos a los bitrenes están impidiendo el ingreso de los camiones cisternas para el reabastecimiento en las estaciones de servicio.  

Extrañamente, los que más se oponen al ingreso de los bitrenes son los camioneros que en nada les afectará lo que hoy ya transportan. Ellos no utilizan la ruta en la que circularán los bitrenes por lo que no tendrán una merma en sus actividades laborales. Muy diferente sucede con los camioneros en la zona de Concepción, por cierto un departamento largamente postergado, donde la comunidad se manifiesta a favor del ingreso de los bitrenes.

Entonces, ¿por qué la manifiesta violencia de impedir el libre tránsito para así hacer retroceder esta iniciativa que beneficiará directa e indirectamente a dos importes regiones del país, como Concepción y Amambay? Una primera respuesta está en lo que bien dijo Héctor Cristaldo de la Unión de Gremios de la Producción (UGP) quien catalogó como una  “equivocada estrategia comunicacional que está creando un duelo de barrabravas” entre los que apoyan y los que se oponen a los bitrenes.  

La explicación de fondo, sin embargo, es otra. Los camioneros que insisten con sus protestas parten de una idea equivocada pues creen que los bitrenes les sacarán sus puestos de trabajo y de ese modo se adhieren a una forma de proteccionismo. Sólo ellos pueden realizar el servicio que ofrecen.

Los camiones llamados bitrenes, en realidad, son el resultado del avance en la tecnología automotriz. Permiten el aumento en la capacidad de carga y la disposición de un eficiente sistema de desplazamiento del peso que optimiza la vida útil de las rutas. 

De este modo, los bitrenes estarán coadyuvando de manera directa en la producción  y en la productividad de los diversos productos transportados,  elevando los salarios de los trabajadores operarios de estos camiones y hasta repercutirá en las mejoras necesarias en el acceso y en el puerto de la ciudad de Concepción, para luego ingresar las mercaderías a la hidrovía Paraguay-Paraná y de ahí al mundo.  

Los efectos indirectos de este servicio tampoco pueden ser desconsiderados, pues el transporte conlleva comida, alojamientos, combustibles y otros tantos más,  todo lo cual benefician a la gente y al país.