Perú: El TLC con EE.UU.

por el Instituto Peruano de Economía

Por Instituto Peruano de Economía

El pleno del Senado de Estados Unidos aprobó ayer por un holgado margen de 77 votos a favor y 18 en contra el tratado de libre comercio con el Perú, firmado el 12 de abril de 2006. Ahora este pacto requiere de la firma del presidente Bush. La ministra Aráoz informó que el siguiente paso que dará el gobierno peruano será trabajar en el proceso de su implementación.

La mayoría de los diarios nacionales celebran la aprobación del Senado norteamericano del tratado de libre comercio (TLC) con el Perú. La importancia de este tratado comercial también es repasada por casi todos. Y no es para menos. Haber conseguido el acceso libre de aranceles a una economía con un PBI per cápita 11 veces superior al nuestro es todo un logro. No obstante, ahora viene el trabajo de resolver las condicionantes (Comentario Diario 03/11/2007), así como las reformas necesarias para poder aprovechar esta oportunidad al máximo: infraestructura, reducción de la burocracia, etc.

Pero otra labor que tenemos pendiente y que es tratada poco por los medios es la de continuar negociaciones comerciales con más economías, de tal manera que tengamos acceso a cada vez más mercados (China, Canadá, EFTA, etc.). No solamente por los beneficios comerciales, sino además porque la incorporación de estos acuerdos fomentan una economía estable y predecible a largo plazo. Es importante que la maquinaria negociadora y de difusión interna que se originó para promocionar el TLC con Estados Unidos siga operativa para promover estos nuevos acuerdos comerciales.

Nuestro siguiente gran reto es el TLC con la Unión Europea (UE), bloque cuyo PBI per cápita es 8 veces el peruano. La UE plantea una negociación con el bloque de la Comunidad Andina (CAN), permitiendo una negociación a distintas velocidades. No obstante, esto termina siendo una ilusión, pues de todas maneras, por como está planteado, cuando terminemos de negociar tendremos que esperar a que países con una clara política anti-integración comercial como Ecuador y Bolivia pasen por el proceso. Debemos aprender la lección del proceso de negociación con Estados Unidos: de los cuatro países de la CAN, Perú es el único que está logrando la firma del tratado. Además, las exportaciones peruanas representan el 47% de las exportaciones de la CAN a la UE, pero las de Bolivia apenas el 2%. Es obvio que tendremos distintas prioridades con respecto a un posible TLC con UE. Europa tiene que reconocer el daño que nos hace al imponernos esa restricción (Comentario Diario 31/10/2007). Por nuestro lado, tenemos que presionar para excusarnos de la CAN para efectos de esta negociación, lo cual tiene mucho sentido si consideramos que en 38 años no hemos podido ni siquiera acordar un arancel externo común.