¿Milagro o gradualismo portugués?

Gino Ruso ilustra el ajuste fiscal gradual que se dio en Portugal, derivando en que el estado haya tardado 8 años en achicar el déficit de -11,20% a -0,50%, luego de haber implementado tímidos recortes al gasto público y aumentos importantes en la presión fiscal y la deuda pública.

Por Gino Ruso

En 2010 Portugal alcanzaba un déficit fiscal de -11,20% del PIB, el mayor déficit incurrido tras el último déficit de 1986 de -10,39%, con un gasto público de 51,80%, una presión fiscal de 33,60% y una deuda pública de 96,20% sobre el PIB.

Todo esto fue obra del Primer Ministro del partido socialista José Sócrates (2005-2011). Portugal en esos últimos 8 años (2012-2019) estuvo dirigido por líderes social demócratas y socialistas como lo fueron Pedro Passos Coelho por el partido socialdemócrata y el Primer ministro Antonio Costa del partido socialista de nuevo. Por supuesto la izquierda siempre incurrió en grandes déficits y aumentos del gasto público desde 1986 que fue otro punto crítico tanto para el déficit (-10,39%) como para el gasto público (superando al de 2010 gasto público 1986 por aquel entonces 52,59%), podemos decir que gran parte de su historia estuvo bajo dominio del partido socialista y socialdemócrata en los últimos 50 años. Desde Vasco Gonçalves (1974-1975) del Partido Comunista portugués hasta hoy en día Antonio Costa (2015-¿?).

Ahora bien explicando los gráficos, empecemos:

  • El déficit fiscal de Portugal en 2010 llega a su fondo con un -11,20%, con un gasto público de 51,80%, con una presión fiscal de 33,60% y una deuda pública de 96,20%.
  • El déficit fiscal en 2011 se reduce de -11,20% a -7,20%, debió al recorte de gasto público de 51,8% a 50% y una subida de impuestos del 33,60 a 35,40% y una deuda creciendo de 96,20% a 111,40%.
  • En 2012 el déficit fiscal llega de -7,40% a -5,70%, con un recorte de gasto público de 50% a 48,50% y una presión fiscal de 35,40% a 34,40% y una deuda pública incrementándose pasando de 111,40% a 126,20%.
  • En 2013 el déficit fiscal llega de -5,70% a -4,80, con un aumento de gasto público de 48,50% a 49,90%, una presión fiscal mayor de 34,40% a 37,10% y una deuda 126,20% a 129,00%.
  • En 2014 el déficit fiscal se agrava llegando de nuevo a los -7,20% dejando atrás al déficit de -4,80% de 2013, con un incremento del gasto de 49,90% a 51,80% es decir el mismo gasto público que el 2010, una presión fiscal de 37,10% a pasar a 37,00% y una deuda que llega al 130,60% del PIB su punto crítico más alto.
  • En 2015 el déficit se reduce de -7,20% a -4,40%, con una reducción de gasto público de 51,80% a 48,20%, una presión fiscal de 37% a 36,90% y una deuda pública de 130,60% a 128,80%.
  • En 2016 el déficit fiscal se reduce de -4,40% a -2%, con un gasto público reduciéndose de 48,20% a 44,80%, una presión fiscal reduciéndose de 36,90% a 36,50% y una deuda pública aumentándose de 128,80% a 129,20%.
  •  En 2017 el déficit fiscal se agranda de -2,00% a -3,00%, con un gasto público aumentándose de 44,80% a 45,70%, una presión fiscal aumentándose de 36,50 a 36,70% y una deuda pública reduciéndose de 129,20% a 124,80%.
  • En 2018 el déficit fiscal se reduce de -3,00% a -0,50%, con un gasto público de 45,70% a 44,00%, una presión fiscal reduciéndose de 36,70% a 36,50% y una deuda pública de 124,80% a 121,50%.

Gráfico 1.1

Elaboración de Gino Ruso en base de datos Macro.
 

Gráfico 1.2

Elaboración de Gino Ruso en base de datos Macro.
 

Gráfico 1.3

Elaboración de Gino Ruso en base de datos Macro.
 

Gráfico 1.4

Elaboración de Gino Ruso en base de datos Macro.
 

Gráfico 1.5

Elaboración de Gino Ruso en base de datos Macro.
 

Gráfico 1.6

Elaboración de Gino Ruso en base de datos Macro.
 

Gráfico 1.7

Elaboración de Gino Ruso en base de datos Macro.
 

Gráfico 1.8

Elaboración de Gino Ruso en base de datos Macro.

El gradualismo portugués tardó 8 años en achicar el déficit fiscal de -11,20% a -0,50%. Empezó con un gasto público de 51,80%, luego con algunos pobres recortes de gasto público durante los primeros años, después lo incrementó de nuevo y finalmente lo volvió a bajar (44,00%).

Esto lo hizo empezando con una presión fiscal que estaba en 33,60%, pero para evitar mayores déficits comenzaron a subir los impuestos como si no hubiese un mañana para tratar cubrir el déficit. Luego la volvieron a bajar ligeramente hasta llegar a 36,50%.

Mientras tanto, la deuda pública que sostenía los crecientes déficits, pasó de 96,20% en 2010 a su punto mas crítico en 2014 (130,60%), para luego ir cayendo gradualmente hasta llegar a 121,50% del PIB.

Los últimos gráficos (1.5 a 1.8) se calculan tomando como referencia el valor de 2010 de déficit fiscal, gasto público, presión fiscal y deuda pública.

  • En 2011 el déficit fiscal se ajustó un 3,8%, hasta llegar a 2018, cuando se ajustó un 10,70% del PIB en 2018 (Gráfico 1.5).
  • En 2011 Portugal empezó recortando el gasto público en un 1,80% del PIB y terminó recortándolo un 7,80% en 2018 (Gráfico 1.6).
  • En 2011 empezó a subir la presión fiscal en un 1,80% y termina con una subida 2,90% en 2018 (Gráfico 1.7).
  • En 2011 empezó a subir la deuda pública en un 15,20% y terminó aumentando en un 25,30% en 2018. (Gráfico 1.8)