México: ¿Más clase media y menos pobres?

Luis Pazos dice que " los pobres que hasta el año 2000 representaban el 50% de la población, en el 2010, a pesar de un aumento del 17% de la población en la década, bajaron al 45%; mientras que la clase media, que en el 2000 representaba el 43% de la población, en 2010 aumentó al 48%".

Por Luis Pazos

Sobre los avances de la economía mexicana hay varias interpretaciones, no necesariamente de mala fe. Según lo que leemos u oímos nos formamos percepciones. Además, la politización de la realidad, implica agrandar éxitos si los gobernantes son de nuestra simpatía o menospreciarlos si son antipáticos.

Hay la tendencia en los medios de comunicación de publicar lo negativo, porque es noticia y supuestamente gusta más a los lectores que lo positivo. Cuando decimos que en México por primera vez hay un mayor porcentaje de clase media que de pobres, muchos no lo creen, pues la posición de la mayoría de los intelectuales y políticos, cuando no son gobierno, es exacerbar la pobreza.

Basados en las cifras de los niveles socioeconómicos de la AMAI (Asociación Mexicana de Agencias de Investigación de Mercado y Opinión Pública), el INEGI y considerando los datos del CONEVAL (Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social), los pobres que hasta el año 2000 representaban el 50% de la población, en el 2010, a pesar de un aumento del 17% de la población en la década, bajaron al 45%; mientras que la clase media, que en el 2000 representaba el 43% de la población, en 2010 aumentó al 48%. Los considerados ricos se redujeron del 7,6% al 6,8%.

El aumento del poder de compra de millones de mexicanos en la primera década de este siglo valida el incremento de la clase media. En los noventa, los créditos para vivienda fueron de 3,2 millones; mientras del 2001 al 2010, 9,8 millones, tres veces más. Las viviendas con refrigerador aumentaron del 68% en los noventa a 82% en la primera década del siglo. La venta de automóviles, principalmente compactos, en la década de los noventa fue de 3,7 millones; en la primera década de este siglo, a pesar de la recesión internacional, 6,3 millones.

Esas cifras nos confirman que un mayor porcentaje de mexicanos tuvieron disponibles más ingresos para comprar una casa, un auto o enseres domésticos; sin embargo, la percepción y politización de la economía nos lleva generalmente a remarcar lo negativo y difícilmente reconocer que la mayoría de los mexicanos están mejor que el siglo pasado.

Artículo de AsuntosCapitales © Todos los derechos reservados.