La eterna "adaptación competitiva" de la industria argentina

Por Martín Simonetta

A pocas semanas del 15° cumpleaños del Mercosur, el gobierno argentino logró imponer a su socio comercial Brasil el llamado “Mecanismo de Adaptación Competitiva, Integración Productiva y Expansión Equilibrada del Comercio (MAC)”, régimen que permite la restricción temporaria de las importaciones del vecino país en caso de “daño importante” a la industria nacional.

Esta demanda proviene políticamente básicamente de los sectores textil, calzados, juguetes y electrodomésticos, rubros que no logran competir con un vecino país que claramente se encuentra lejos de los más eficientes del planeta.

Tal como en décadas previas hizo furor el argumento de la “industria infantil” o “incipiente” para justificar altos niveles de protección arancelaria, el otorgamiento de subsidios o la adopción de otras medidas hasta que los sectores privilegiados alcanzaran su madurez, en los tiempos modernos el concepto clave para justificar estas políticas equivalentes parece ser el de “adaptación competitiva”.

Lo paradójico del caso es que a pesar de un tipo de cambio real absolutamente favorable a la Argentina, las importaciones desde el Mercosur (US$ 11,017 millones en el 2005) continúan superando a las exportaciones argentinas (US$ 7,667 millones). La evolución del tipo de cambio (3 pesos por dólar versus 2.2 reales por dólar) y una inflación en la Argentina superior a la de Brasil constituyen un contexto que otorga una protección extra a los productores locales y una ventaja artificial adicional a los exportadores argentinos. Pero, aparentemente, todas estas ventajas extra-mercado no bastan a los sectores demandantes de mayor protección para evitar un fuerte déficit en la balanza comercial con Mercosur que tanto preocupa al gobierno.

Argentina limita las importaciones del Brasil, a pesar de un tipo de cambio real que la favorece

 

Argentina

Brasil

Tipo de cambio nominal (cantidad de moneda local necesaria para comprar un dólar, 28/11/05)

2.97

2.22

Inflación 2005

12.3%*

5.20%**

Inflación 2004

6.1%

6.57%

Fuentes: Banco Central de la República Argentina, Banco Central do Brasil e Indec.
* Doce meses previos a diciembre 2005. ** Doce meses previos a octubre 2005.

Industriales contentos, consumidores tristes

Esta restricción de la oferta de bienes se contradice abiertamente con el declarado objetivo del gobierno nacional de frenar la creciente escalada inflacionaria, respondiendo a la demanda del fuerte poder de lobby que ejercen los sectores mencionados.

Este cierre de la economía tendrá como efecto necesario un incremento de precios en los sectores mencionados lo que significa un nuevo golpe sobre el poder de compra de los ciudadanos argentinos y una clara transferencia de ingresos hacia los sectores privilegiados.

Finalmente, debemos preguntarnos qué significa esto para el Mercosur, un acuerdo nacido—entre otros objetivos—con el fin de eliminar las barreras arancelarias y no arancelarias entre los países del Cono Sur.