Información básica sobre Venezuela para el Ministro de Relaciones Exteriores de España

Por Gustavo R. Coronel

El Ministro de Asuntos Exteriores de España,, Miguél Angel Moratinos, ha expresado publicamente que “en Venezuela hay una democracia”y que “la reforma constitucional del presidente de Venezuela, Hugo Chávez, es legítima”. Fundamentó su opinión en la ausencia de miembros de la oposición en la Asamblea Nacional, ausencia que ha sido causada por lo que él denomina “un boycott de la oposición a los comicios legislativos de hace dos años”. Sin embargo, el Ministro no se refirió, en ningún momento, al contenido de la reforma presentada por Hugo Chávez. Dado que esta opinión representa la posición oficial del gobierno Español sobre el proceso político Venezolano, es necesario puntualizar lo siguiente en torno a sus afirmaciones:

  1. Bajo ninguna definición de Democracia aceptada universalmente puede llamarse democrático al régimen que existe actualmente en Venezuela. El evento electoral es condición indispensable pero no suficiente para que un país pueda ser definido como una democracia. En el caso venezolano están ausentes todos los demás criterios que la caracterizan: respeto por la disidencia, igualdad ciudadana ante el Estado, rendición de cuentas, pesos y contrapesos institucionales, instituciones independientes, manejo prudente y transparente de los recursos y bienes nacionales. La ausencia de estos ingredientes está abundantemente documentada, en caso de que el Minsitro Moratinos deseé examinar el testimonio existente.
  2. La actual ausencia de la oposición en la Asamblea Nacional de Venezuela no es la razón por la cuál Hugo Chávez pueda tomar decisiones sin obstáculos. La verdadera razón es que Hugo Chávez controla hoy en día todas las instituciones del Estado.Cuando la oposición tenía casi la mitad de los escaños en la Asamblea Nacional todavía la Asamblea Nacional pasaba las propuestas del Ejecutivo, sin mayor discusión, por mayoría simple. Hoy en día la Asamblea no existe en la práctica pués ha delegado en Hugo Chávez total facultad para legislar. La ausencia de la oposición en esta Asamblea fantasma debe entenderse como un acto de insurgencia civil contra una clara manifestación de abuso de poder.
  3. La reforma constitucional no es una simple propuesta sino una órden de Hugo Chávez, como lo admite nada menos que el Ministro de la Defensa de Venezuela, en declaración pública que constituye un verdadero golpe de estado. Contiene elementos que eliminarían los tenues restos de democracia que aún existen en el país: se permitiría la re-elección presidencial indefinida; el Banco Central estaría supeditado a las decisiones del jefe del estado, quien tendría total autoridad para disponer de los recursos financieros de la nación; las gobernaciones de estado o provincias estarían bajo las órdenes de vicepresidentes regionales nombrados por el presidente, terminando así con las autonomías regionales; el ejército sería progresivamente desplazado por milicias populares armadas bajo el control directo del jefe del estado; la educación se convertiría en adoctrinación orientada a la formación de un ciudadano socialista. Estos y otros componentes de la pretendida reforma se encuentran ya en pleno proceso de implantación, sin esperar la reforma, y convertirán a Venezuela en una nueva Cuba, el ejemplo clásico de dictadura en América Latina y el mundo por ya casi medio siglo.

El Ministro de Asuntos Exteriores de España haría bien en estudiar a fondo los componentes del proceso político Venezolano, antes de emitir una opinión que compromente al gobierno de España y la cuál parece ir contra la filosofía democrática que impera claramente en el seno de la sociedad española, víctima no muy lejana de una férrea dictadura de corte fascista que la sumió en el atraso.