El poder internacional de la economía china

Manuel Hinds muestra que "No hay duda de que China está creciendo y se ha convertido en una superpotencia mundial. Sin embargo, todavía está muy lejos de ser la potencia más grande del mundo, y más lejos aun de tener una hegemonía mundial como la que tuvo Inglaterra en el siglo XIX y EE.UU. en las últimas tres décadas".

Por Manuel Hinds

Seguramente usted ha oído que en este año China superó a EE.UU. como la economía más grande del mundo. Esto conjura imágenes de un mundo dominado por China y el colapso de la economía estadounidense y de su poder internacional.

¿Es cierto que la economía china es más grande que la de EE.UU.?

La respuesta depende de lo que usted quiere medir. Si lo que usted quiere medir es el volumen de los bienes y servicios ofrecidos a la población china en el mercado doméstico, usted puede usar los dólares PPP para comparar a China con EE.UU.

Esta ficción estadística, el dólar PPP, busca igualar lo que un dólar puede comprar en distintos países. Así, el dólar PPP trata de compensar por el hecho que el dólar corriente puede comprar más en China que en EE.UU. Por ejemplo, un Big Mac de McDonald's vale 4,80 dólares en EE.UU. y 2,73 en China.

Generalizando esto, las estimaciones del Banco Mundial calculan que el dólar en China compra 3,7 veces lo que compra en EE.UU. Si esos dólares imaginarios son usados para comparar el tamaño de la economía China con la de EE.UU., el resultado es el que aparece en la gráfica 1: China alcanzó y superó el tamaño de la economía estadounidense en 2014.


Fuente de datos básicos: World Economic Outlook del Fondo Monetario Internacional.

Sin embargo, si lo que usted quiere es estimar el poderío económico internacional de China en comparación con el de EE.UU., usted no puede usar los dólares PPP porque esos no existen en la realidad.

Afuera de China usted no puede llegar a comprar algo con dólares y pretender que valen más que otros dólares iguales diciendo que en China valen más que en EE.UU.

Todos los dólares valen lo mismo en los mercados internacionales, y es allí que el poderío económico internacional es definido. Si esto es lo que usted quiere estimar, la respuesta está en la gráfica 2.

El poderío económico internacional de EE.UU. es todavía un 80 por ciento más alto que el de China (18 millones de millones de dólares contra diez millones de millones de dólares, respectivamente).


Fuente de datos básicos: World Economic Outlook del Fondo Monetario Internacional.

Otro indicador importante para determinar el poderío internacional de un país es el Producto Interno Bruto (PIB) por habitante, ya que mientras más rico es un país por habitante, más dinero le sobra por encima de la satisfacción de las necesidades básicas, y por tanto más tiene disponible para proyectar su poder internacionalmente.

Imagine usted un país en el que la población produce sólo lo que necesita para sobrevivir.

Este país no tiene capacidad de proyectar poder internacionalmente porque no puede dedicar recursos a esto sin que los habitantes caigan por debajo del consumo mínimo. Aunque, por tener muchos habitantes la economía puede ser enorme, su poderío internacional sería más pequeño que el de una economía con el mismo PIB pero menos habitantes y más PIB por habitante.

La gráfica 3 muestra esta desventaja de China. Aun si el PIB se mide en dólares PPP, el PIB por habitante de China es sólo el 23 por ciento del de EE.UU. El gobierno de este país tiene mucha más libertad para gastar internacionalmente para apoyar su poderío que China, en donde hay mucho menos riqueza por persona.

Las economías alemana y japonesa son más pequeñas que China, pero sus habitantes también tienen mucha más discreción en sus gastos. Pueden gastar muchísimo sin poner en peligro su subsistencia.


Fuente de datos básicos: World Economic Outlook del Fondo Monetario Internacional.

La desventaja de China es más marcada al medirse con dólares corrientes, como en la gráfica 4. Su PIB por habitante es sólo el 17 por ciento del de EE.UU. Esta situación no va a cambiar rápidamente. De 2000 a 2014, el PIB por habitante de China subió en 6.631 dólares y el de EE.UU. en 18.246 por habitante.


Fuente de datos básicos: World Economic Outlook del Fondo Monetario Internacional.

La desventaja de China se nota más en otras áreas que son determinantes en el poderío internacional, principalmente en la educación y la innovación en el desarrollo tecnológico, en donde el predominio estadounidense se mide en décadas.

No hay duda de que China está creciendo y se ha convertido en una superpotencia mundial. Sin embargo, todavía está muy lejos de ser la potencia más grande del mundo, y más lejos aun de tener una hegemonía mundial como la que tuvo Inglaterra en el siglo XIX y EE.UU. en las últimas tres décadas.

Este artículo fue publicado originalmente en El Diario de Hoy (El Salvador) el 14 de enero de 2015.