El mercado laboral chileno aun permanece restringido

Según este especialista norteamericano, si Chile quiere continuar con una desocupación alta, con la reforma laboral va por el buen camino.

Por Edward L. Hudgins

Entrevista a Edward Hudgins

Según este especialista norteamericano, si Chile quiere continuar con una desocupación alta, con la reforma laboral va por el buen camino.

Además de ser experto sobre la legislación laboral estadounidense, el director sobre regulación del Cato Institute, con sede en Washington D.C., Edward Hudgins, está convencido de que la clave para combatir el desempleo es un mercado laboral flexible. Es decir, los empleadores y trabajadores deben acordar las condiciones de trabajo sin interferencia ni del gobierno ni de las leyes.

Por eso Hudgins critica la reforma laboral que el Gobierno pretende implantar, ya que, de ser aprobada, ella sería el mejor camino para incrementar aún más el alto desempleo que exhibe Chile. "No es que yo esté en contra de los trabajadores y sus derechos", dice este especialista norteamericano, "Todo lo contrario, soy un trabajador y sé que la mejor maneja para asegurar mi empleo es que no haya muchas reglas", agrega.

Ayer Hudgins participó en el Segundo Congreso Chileno de Recursos Humanos, organizando por Icare, donde se refirió al tema de los mercados laborales y como Estados Unidos ha logrado alcanzar el pleno empleo, sin necesidad de medidas extraordinarias.

-El Gobierno chileno anunció ocho medidas para intentar frenar el desempleo que supera el 10 por ciento. ¿ Por qué cree que el país registra esa tasa ?

- El mercado laboral chileno aún permanece restrictivo y controlado. Esa es la explicación.

-¿Qué deberían hacer entonces las autoridades?

-  Liberalizar el mercado. Me gustariía saber ¿donde está la evidencia empírica de que una política laboral restrictiva ha funcionado? En todos los países donde han regulado excesivamente el empleo, las cifras de desempleo han aumentado, Chile está haciendo lo mismo que Europa y ellos tienen, en promedio, tasas del orden de 10 por ciento.

- En Chile el Gobierno pretende de regular más el mercado laboral. ¿Que opina de la negociación colectiva inter-empresas?

- Si Chile quiere tener un mercado laboral como el europeo, ese es el camino. Si Chile quiere el desempleo se mantenga alto, que no haya creación de nuevos empleos y que se garantice a las industrias que no van a ser competitivas mundialmente, esa es una política excelente. En algunos estudios que hemos realizado en el Cato Institute concluimos que una de las maneras de determinar si un mercado laboral es fuerte o debíl, es la porción de salarios del país que están determinados por algunas forma de negociación colectiva. La demanda por trabajo es algo que varia desde una región a otra, de una industria a otra, e incluso desde una empresa a otra. Si el gobierno, los líderes sindicales o empresariales fijan remuneraciones colectivamente en las industrias o el país, el valor del trabajo cae.

-¿ Y qué pasa con no permitir el reemplazo de trabajadores en huelga ?

-  No tengo problemas con los sindicatos y creo que los trabajadores tienen el derecho a organizarse y tratar de ganar mejores condiciones. Pero en un sistema libre el empleador, que es quien pone el dinero y los activos, tiene el derecho de decir cuales condiciones laborales son inaceptables.

Si no se permite el reemplazo en caso de huelga el sistema se vuelve poco equitativo y se garantizan beneficios a los trabajadores a pesar de la productividad de las empresas, y eso hace que la industria sea más debíl. Si miramos la evidencia empírica, no cabe duda de que en Estados Unidos es donde existen mayores oportunidades y eso es porque hay más libertad.

-¿ Cómo funciona en cambio de mercado laboral de Estados Unidos ?

 - Tenenos un mercado muy fuerte, porque el desempleo esta en el 4,1 por ciento. En la década pasada creamos cerca de 15 millones de nuevos puestos de trabajo y, desde 1982, pasamos de 100 millones de norteamericanos trabajando a 135 millones. Incluso, en algunos lugares existe déficit de empleados porque las empresas no consiguen llenar los cupos.

-¿ A qué se debe esto ?

- Para entender esto debemos compararmos con Europa, que es una de las regiones más desarrolladas económicamente. Allí el desempleo es cercano al 10 por ciento como promedio y ha sido así por muchos años. En las décadas pasdadas la Unión Europea no ha creado  una gran cantidad de nuevos empleos y , en promedio, el tiempo que tarda una persona en encontrar trabajo es de un año. En Estados Unidos es de entre tres y cuatro meses. Todo esto se debe a que Estados Unidos tiene un mercado laboral mucho más flexible.

-¿ Esa es la clave de un mercado laboral estable y fuerte ?

Sí. Es el mayor grado de libertad que existe en Estados Unidos la clave de la fortaleza económica. Aunque podría parecer una paradoja, en Estados Unidos los empresarios pueden despedir a un trabajador sin mayores restricciones y, de hecho, probablemente tenenos la tasa de mayor rotación laboral en el mundo industrializado. Esto es parte de la fortaleza de nuestra economía porque los empresarios emprendedores son capaces de redistribuir los factores productivos, incluyendo los trabajadores, desde ocupaciones menos productivas y rentables a otras más rentables. Si una industria está decayendo y bajando las ventas, en otras áreas se están creando nuevos empleos.

-¿ Cómo enfrentan en Estados Unidos temas laborales como las vacaciones, la maternidad y los despidos?

- Se regulan según las situaciones que se presentan en un mercado libre. Son cosas que deben ser determinadas entre el empleador y el empleado.

-¿ La ley no estipula un período mínimo de vacaciones o un fuero maternal?

-No. Eso depende de la empresa. No hay una política nacional de vacaciones. En Estados Unidos el paquete de compensaciones que le dan al trabajador incluye un cierto período de vacaciones que depende de la capaciadad que demande un determinado trabajo. Cada uno negocia eso en forma independiente, al igual que el período pre y post natal.

-¿ Cómo funciona el sistema de pensiones ?

-En Estados Unidos tenemos un mecanismo de jubilación estatal, donde los empleadores les están dando con mayor frecuencia a sus trabajadores una contribución para sus planes de retiro. Muchos empleados creen que no van a recibir todo el dinero que depositaron y muchos intentan poner sus ahorros en otros lados. La mitad de los trabajadores americanos tienen acciones, y la mayoría de ellos son jubilados. Una de las buenas cosas que tiene Chile es el sistema privado de pensiones y esperamos poder llevarlo a Estados Unidos porque es un modelo excelente y nosotros no podemos seguir con el actual sistema. La división que se hace entre inversionistas, trabjadores y emprendedores es artificial, porque no se trata de categorias excluyentes. Todos somos emprendedores, inversionistas y trabajadores al mismo tiempo.

-¿Tampoco tienen salario mínimo en Estados Unidos ?

- D esafortunamente tenemos un nivel mínimo, cercano a los cinco dolares por hora. Pero yo insisto en decir que los terminos de cada empleo son un asunto entre el empleador y el empeado y no deberían depender del gobierno. Los efectos de un salario mínimo son adversos para los trabajadores.

-¿Por qué ?

Cuando elevas el precio de un bien o sevicio en el mercado, la demanda cae. Si aumentas el costo del trabajo, la demanda baja. Cuando el Gobierno aumenta el salario mínimo, los empleadores se ven obligados a despedir más empleados, reducir los contratos o contratar a gente por menos horas. Suena muy bien que los políticos digan que se preocupan por los trabajadores, pero si miras lo que realmente les sucede a ellos, se comprueba que no es necesario un salario mínimo. Incluso en un sistema fuerte como el de Estados Unidos no se necesita esta medida, porque la demanda por trabajadores es alta y ellos, generalmente, ganan más que lo mínimo.

Entrevista aparecida en el diario chileno El Mercurio en septiembre del 2000.