Ecuador: Libre comercio o dirigido

Gabriela Calderón cuestiona la concepción mercantilista (las exportaciones son buenas y las importaciones malas) que parecen tener la gran mayoría de los políticos y empresarios ecuatorianos.

Por Gabriela Calderón de Burgos

Guayaquil, Ecuador— El comercio es libre o no lo es. No hay tal cosa como un libre comercio “dirigido”. Creo que esto no es comprendido por gran parte de nuestra clase empresarial y por eso vemos que no hay una verdadera oposición a las medidas de proteccionismo comercial recientemente anunciadas por el gobierno.

En Ecuador, la frase “Yo estoy a favor del libre comercio solo que deberíamos fomentar la exportaciones y no las importaciones” podría venir tanto de un político de izquierda, como de uno de derecha o de un empresario. Por ejemplo, cuando MERCOSUR redujo aranceles para varios productos ecuatorianos Carlos Palacios—Vicepresidente de Comercio Exterior de la Cámara de Industrias de Guayaquil—reaccionó diciendo que “La medida es buena ya que no obliga a Ecuador a reducir también sus aranceles de la misma manera”.1 Es decir, para el Sr. Palacios la liberalización comercial solamente es buena cuando otros la practican. Pareciera que la gran mayoría de nuestros políticos y empresarios consideran al comercio internacional como un deporte competitivo entre países, y a la balanza comercial como el marcador.

El comercio dirigido no es algo deseable porque implica que aquellos que están en el poder saben gastar nuestro dinero mejor que nosotros mismos. En las últimas semanas el gobierno ha venido cuestionando el destino de nuestros dólares. “No puede ser que estemos botando las remesas de los migrantes, los ingresos del petróleo, para importar hojas de choclo, caramelos colombianos, muñecas chinas”, dijo el presidente Rafael Correa.2

Se empieza con los aranceles. Al cargar 940 productos3 con más aranceles de los que ya tenían, se dice que se aumentará lo recaudado por el fisco y que se protegerá y promoverá la industria nacional para la producción de determinado bien. Eso es algo bueno para el fisco (aunque los potenciales $85,5 millones en recaudación4 palidecen frente al déficit de $2.359 millones5 proyectado aún con un barril a $85 cuando este ya va por menos de $40), y para aquel productor que no podría sobrevivir expuesto a la competencia internacional. ¿Y para el consumidor?

Este se verá castigado con un impuesto por querer consumir bienes que el COMEXI considera peligrosos para la economía nacional. En algunos casos el arancel será lo suficientemente alto que aquel producto desaparecerá del mercado nacional, reduciéndose así las opciones disponibles para los consumidores ecuatorianos.

Uno trabaja para poder consumir. De igual manera, los países exportan para poder importar. Si uno puede trabajar menos y consumir más, eso es progreso. Aquellos líderes de la clase empresarial que promueven el libre comercio en términos de destrucción o creación de empleos se equivocan ya que se trata de aprovechar la división internacional del trabajo. Además, se olvidan de que no todos los ecuatorianos trabajan en el sector exportador pero que todos si consumen o quisieran consumir más bienes a mejor precio, un resultado ineludible de la competencia con productos extranjeros.

Los países del G-20 y aquellos que conforman APEC (Cooperación Económica Asia Pacífico), que representan la mayor parte del comercio mundial, recientemente emitieron declaraciones claramente a favor de la apertura comercial y condenando al proteccionismo. Los primeros establecen en su declaración que “Nosotros recalcamos la importancia de rechazar el proteccionismo y de no cerrarse en tiempos de incertidumbre financiera”.6 Aquí vamos en dirección contraria.

Este artículo fue publicado originalmente en El Universo (Ecuador) el 10 de diciembre de 2008.

Referencias:

“MERCOSUR baja aranceles a Ecuador”. El Comercio. 3 de diciembre de 2008. Disponible en: http://www.elcomercio.com/noticiaEC.asp?id_noticia=240688&id_seccion=6.

“Decreto para camaroneras en suspenso hasta enero del 2010”. El Universo. 19 de noviembre de 2008. Disponible en: http://www.eluniverso.com/2008/11/19/0001/9/F6D4B4A677B74129B634AF490EBEB63F.html.

“Las importaciones crecen en un 38%”. El Comercio. 8 dediciembre de 2008. Disponible en: http://www.elcomercio.com/noticiaEC.asp?id_noticia=241803&id_seccion=6.

“COMEXI aprueba subir los aranceles de 939 productos de importación”. El Comercio. Disponible en: http://www.elcomercio.com/noticiaEC.asp?id_seccion=6&id_noticia=239243.

Boletín No. 63. Observatorio de la Política Fiscal. Octubre 2008. Disponible en: http://www.observatoriofiscal.org/file/boletines/boletin63.pdf.

Declaración de la Cumbre de los G-20 en Washingon, Noviembre 2008. Disponible en: http://www.whitehouse.gov/news/releases/2008/11/20081115-1.html.