Argentina y Brasil festejan 20 años de amistad limitando el comercio dentro del Mercosur

Por Martín Simonetta

Ayer los presidentes de Argentina y Brasil se reunieron en Foz de Iguazú para celebrar los 20 años del “Día de la Amistad Argentino-Brasileña”, que representó en 1985 el inicio de un proceso de pacificación y afianzamiento de la relación comercial y económica entre ambos países y que finalmente culminó en el establecimiento del Mercosur en marzo del 2001.

En esta reunión conmemorativa de la amistad bilateral el tema central que se trató fue el establecimiento de una “Cláusula de Adaptación Competitiva” que permitirá la limitación del comercio entre los socios del Mercosur en los casos en que las importaciones originadas en un país miembro provoquen “daño” en los restantes. Esta demanda de mayor protección se origina en sectores no competitivos de la economía argentina ante una supuesta “invasión brasileña”. Entre estos sectores se destacan los rubros electrodomésticos, calzados y textiles, los cuales han sido protagonistas de buena parte de los conflictos comerciales intrazona dentro del Mercosur.

Esta medida de limitación del comercio, más que una celebración de los 20 años de amistad, constituye una abierta contradicción del objetivo originario del Mercosur, que es la integración de las cuatro economías.

Lo paradójico del caso es que a pesar de un tipo de cambio real absolutamente favorable a la Argentina, las importaciones desde el Mercosur (U$S 8,053 en los primeros 9 meses del 2005) continúan superando a las exportaciones argentinas (U$S 5,506). La evolución del tipo de cambio (3 pesos por dólar versus 2.2 reales por dólar) y una inflación en la Argentina superior a la de Brasil constituyen un contexto que otorga una protección extra a los productores locales y una ventaja artificial adicional a los exportadores argentinos. Pero, aparentemente, todas estas ventajas extra-mercado no bastan a los sectores demandantes de mayor protección para evitar un fuerte déficit en la balanza comercial con Mercosur.

Argentina quiere limitar más las importaciones del Brasil, a pesar de un tipo de cambio real que la favorece

 

Argentina

Brasil

Tipo de cambio nominal (cantidad de moneda local necesaria para comprar un dólar, 28/11/05)

2.97

2.22

Inflación 2005

10.7%*

5.20%**

Inflación 2004

6.1%

6.57%

Fuentes: Banco Central de la República Argentina, Banco Central do Brasil e Indec.

* Doce meses previos octubre 2005. ** Doce meses previos a octubre 2005.

Menos oferta, más inflación

Siendo, por estos días, la inflación la gran vedette en la agenda política-económica de la Argentina, resulta llamativo que se continúen adoptando medidas que restringen la oferta de bienes a los que puede acceder el consumidor argentino y, en consecuencia, favorecen un mayor aumento de precios.

Más allá de aspectos que resultaron negativos en términos de apertura comercial—como el establecimiento de una elevada Tarifa Externa Común—uno de los logros del Mercosur ha sido eliminar las barreras a comerciales entre los cuatro países socios en alrededor de un 90% de los productos. La adopción de medidas como la “Cláusula de Adaptación Competitiva” parece ser una señal del renacimiento de una era de crecientes muros comerciales en el Cono Sur.