Perú: Vulnerar la institucionalidad no logra servicios públicos sostenibles

Por Instituto Peruano de Economía

Instituto Peruano de Economía

El pleno del Congreso de la República aprobó, por mayoría, el proyecto de ley que elimina el pago de la renta básica por el servicio de telefonía fija que brinda la empresa Telefónica del Perú. El presidente del Consejo de Ministros, Jorge del Castillo, adelantó que se consultará al Tribunal Constitucional si la ley es aplicable. Por su parte, el Organismo Supervisor de la Inversión Privada en Telecomunicaciones (Osiptel) consideró que los contratos de concesión suscritos por Telefónica del Perú y el Estado son “contratos ley”, y no pueden ser modificados.

El hecho de que las tarifas de servicios públicos se hayan convertido en tema recurrente –aunque nadie se fije en los niveles de cobertura y calidad– deja una conclusión: la regulación no ha funcionado como se esperaba, porque no ha sido capaz de promover el desarrollo de los mercados, en relación con mejoras suficientes en cobertura, calidad, avance tecnológico y ampliación de la variedad en la oferta. Las tarifas son determinadas en función de aspectos técnicos que la ciudadanía no entiende. Y al regulador le quedó grande la obligación de explicar suficientemente el tema, para que los políticos no puedan engañarnos con argumentos populistas, como ha ocurrido esta vez. Lo que se puede salvar de este episodio es la necesidad de reformar el sistema regulatorio, fusionando los organismos para fortalecer la institución, de acuerdo con lo que propusimos en un informe publicado a comienzos de este año.

En el Perú, 660 distritos aun permanecen sin servicios de telefonía regular. La ampliación de la cobertura se ha acelerado en la telefonía fija y, en mayor medida, en provincias. Pese a esto, todavía el nivel de crecimiento es insuficiente para cubrir la brecha que separa la cobertura de Lima versus la de provincias.

Densidad en Telefonía Fija y Móvil (Número de Líneas en Servicio por Cada 100 Habitantes), 2000 vs. 1º Semestre de 2006

gráfico

Fuente: Ospitel y empresas/ Elaboración: Instituto Peruano de Economía.