Blog Home

Los emprendedores y el mercado

Publicado por Ivan Cachanosky

La figura del empresario se encuentra cada día con peor imagen. Pareciera que poco a poco, con el tiempo, se transformó en la representación funesta de una persona. Desde luego, hay empresarios que dan motivos para que se genere esta visión. Sin embargo, de esto no se desprende que todos los empresarios sean así y mucho menos que su función sea dañina para la sociedad. Más bien, todo lo contrario. Tal como menciona el Doctor Alejandro Gómez en su libro Creadores de Riqueza, es cierto que las acciones de los emprendedores fueron motivadas en muchos casos por la ambición y el afán de lucro, pero también es cierto que sus invenciones generaron no sólo bienestar para ellos mismos sino para la sociedad en su conjunto. De esto se desprende, que es falso que un empresario se enriquece a costa de la comunidad, sino que la favorece con sus innovaciones. Además, comentaremos las oportunidades para emprendedores que no necesariamente crean fortunas.

Existen muchos casos de empresarios exitosos que lograron crear fortunas para ellos mismos. Pero además, generaron un aporte a la sociedad. ¿Quién hoy en día no es más productivo gracias a los avances tecnológicos de la computación? Sí, es cierto, Bill Gates o Steve Jobs se habrán enriquecido, pero la otra cara de la moneda es el trabajo y esfuerzo por brindar un bien que hizo que la sociedad en su conjunto sea más eficiente y productiva. Es un gran aporte que la humanidad pueda progresar por las innovaciones tecnológicas. El empresario sólo debería ser juzgado sí para lograr su fortuna actuó de manera anti-ética y violando derechos de terceros. De lo contrario, su fortuna se encuentra totalmente justificada. De esta manera, los emprendedores, al generar bienes que favorecen a la comunidad crean riqueza. Es en los países en donde se concentran reglas de juego claras, respetando el derecho de propiedad, en donde los empresarios dirigen sus inversiones. Es en éstos países, en donde se reduce la pobreza y se genera desarrollo.

Es común escuchar, que los casos exitosos de empresarios que generan aportes a la sociedad y se enriquecen son uno en millones. Esto es absolutamente cierto. Sin embargo, abundan los casos en donde emprendedores pequeños, guiados por los precios de mercado logran salir de situaciones comprometedoras y logran un buen vivir, sin volverse multimillonarios. Al respecto, hay un excelente documental realizado por el Instituto Acton titualdo The Call of the Entrepreneur donde cuenta casos de este estilo. Uno de los casos más llamativos, es el del campesino Brad Morgan. Según el documental Morgan se encontraba en una situación comprometida y por innovar logra salir de su desgracia. El campesino descubre que un producto que tenía valor cero en el mercado, al combinarse con otros productos y procesarlo creaba un nuevo producto que sí tenía valor en el mercado. En este sentido, sí se acumulan casos de empresarios, que al entrar en el juego de libre mercado comienzan a detectar oportunidades que antes no veían y se les presenta una oportunidad para salir situaciones adversas.

Es esto lo que aporte el libre mercado, cantidad de oportunidades. Por el contrario, la igualdad de oportunidades es una falacia que nunca podrá concretarse. Ante eso, lo que sí puede prometer el mercado, para aquellos que estén dispuestos a competir e innovar es cantidad de oportunidades. No todos lograran acumular inmensas fortunas, pero quienes lo hagan será porque están haciendo un aporte importante a la sociedad. Quienes no logren hacerse millonarios, sabrán que hay muchas oportunidades de crear riqueza y progresar.

Categorias

Autores

Archivos