Los commodities están por las nubes y a los argentinos no se les permite aprovecharlo

Por Martín Simonetta

Como en las últimas décadas del siglo XIX, el mundo demanda de forma creciente los productos que se desarrollan en el generoso suelo argentino. En aquel momento, el país se subió al tren del progreso generando un clima atractivo para las inversiones y las personas del globo. Argentina se integró al mundo a través de una fuerte participación en el comercio agropecuario global y hacia 1913 se encontraba entre los 10 países con mayor PIB per capita.

Hoy, como pocas veces en la historia de la humanidad, la economía global vuelve a sonreír a los productores agropecuarios y los productos locales experimentan una fuerte suba de sus precios internacionales. Pero Argentina da la espalda a esta posibilidad.

La impresionante evolución de los precios mundiales de la soja y del petróleo —dos de los sectores más castigados— son un indicador de la oportunidad perdida.

Retenciones variables al petróleo y la soja

Los precios de estos grupos de commodities producidos por la Argentina son históricos. A pesar de esto, la producción nacional de petróleo no para de caer y más allá del inalcanzable precio de la soja, la producción argentina se encuentra en conflicto y con un horizonte incierto.

Señala el diario Página 12 que la producción de crudo en el país cayó en 2007 por sexto año consecutivo respecto del período inmediato anterior. De esta forma Argentina en el 2007 produjo 2,5 por ciento menos que en 2006, y 24 por ciento menos que en 1998 (49.128 millones de metros cúbicos).1

La falta de incentivos al sector es muy alta, ya que mientras el precio mundial del petróleo ronda los $140 por barril, los productores cobran apenas $42, situación que —a partir del 15 de noviembre de 2007 mediante la resolución 394— empeoró con establecimiento de un derecho de exportación variable atado a los precios internacionales.

Precio del petróleo por las nubes
2001-Diciembre 18,24
2002-Diciembre 28,95
2003-Diciembre 28,13
2004-Diciembre 33,05
2005-Diciembre 51,73
2006-Diciembre 55,95
2007-Diciembre 89,76
2008-Julio 137,11
Fuente: U.S. Energy Information Administration.

Si nos referimos a la soja, debemos decir que recientemente superó la barrera de 600 dólares por tonelada en el mercado de Chicago. Por el momento, Argentina —con cerca de 45 millones de toneladas de producción anual— sigue siendo la tercera potencia sojera del mundo, después de EE.UU. (más de 60 millones) y Brasil (55 millones).

Pero el castigo a la exportación lleva al sector a una situación crítica. Así lo comenta el informe de IDESA en el cual se contrasta la situación del sector sojero argentino actual con la de la década de 1990, cuando el mejor precio internacional alcanzó los $ 281 (1997). En aquellos momentos, el precio neto de retenciones de 3,5% era de $ 271. El estudio señala que en marzo del 2008 cuando el precio internacional de la soja era $ 495 —inferior al actual— la aplicación de retenciones del 44% significaba un precio neto de aproximadamente de $ 284. Esto indica que, si bien ese precio internacional de la soja casi duplicó al de una década atrás, los precios recibidos por el productor eran muy parecidos a los aquel momento. Es decir que casi la totalidad del aumento en el precio internacional fue absorbido por el incremento en las retenciones, que llegaban al 44%.2

Soja: Precio luego de las retenciones
Año Precio internacional Retenciones Precio luego de retenciones
1997 281 3,5% 271
2001 169 3,5%  
2008-Marzo 495 44% 284
Fuente: IDESA - 23 de marzo de 2008, Número 225.

Recurrentemente, el gobierno hinca sus dientes sobre un impuesto difícilmente evadible pero extremadamente asfixiante como son las retenciones.

Es difícil explicar a la población que se debe pagar el feroz incremento del gasto público, triplicado entre 2001 y 2008. También es políticamente costoso comunicar que la deuda pública no se canceló, que sólo se pagó al FMI (lo que representó apenas un 10% del total) y que la deuda pública actual ($144.728,6 millones en mayo 2008) se encuentra por encima de los niveles del último año de la convertibilidad cuando el stock alcanzaba los $ 144.222 millones.

Tal como en la historia del escorpión y la rana, el gobierno aumenta la presión sobre los sectores más productivos de la sociedad y no contempla los riesgos de intentar matar a la gallina de los huevos de oro.

Referencias:

1. "Precio récord del crudo mientras cae la producción argentina". Página 12, 21 de Febrero de 2008.

2. Las retenciones absorben todo el crecimiento de precios internacionales. IDESA, 25 de marzo, 2008.