Blog Home

Archivo por Marzo 2008

Luis Edgar Debia Silva: Ese es el verdadero nombre del vocero de las FARC, muerto recientemente. Su alias no me importa: era un cobarde que se escondía detrás de nombres falsos, incapaz de dar la cara y hacerse cargo de sus actos.

En Chile, dos jóvenes que hace pocos días se sacaron fotos con el mismo personaje, dicen que sólo vestían uniforme porque las ropas de ellos "estaban mojadas". Otra vez escondiendo la verdad. Así es la hipocresía de la guerrilla: son valientes mientras tienen una metralleta y alguien indefenso al frente; cuando salen al descubierto cambian nombres, ropas y toda su identidad.

 

Pero además son cínicos. Consultados por los secuestrados que permanecen en poder de las FARC, Valeska López ha dicho con todo desparpajo que "no son secuestrados; son prisioneros políticos". ¿Los niños, los enfermos que mantienen retenidos hace años, son prisioneros políticos? Cara duras.

Chávez y los pobres

Publicado por Juan Carlos Hidalgo

Aquellos admiradores de Hugo Chávez a los que no les importa tanto las conexiones con grupos terroristas, el armamentismo acelerado, la profunda división social que ha causado, el adoctrinamiento político de grandes segmentos de la población, el intervencionismo en la política interna de otros países, y el descalabro de la economía nacional, señalan a las políticas sociales que ha implantado como justificante de todos estos abusos.

Y es así como tenemos a destacados personajes que hablan de cómo ahora sí hay un presidente que se preocupa por los pobres, y es eso lo que tiene molestas a las oligarquías latinoamericanas. ¿Será esta la realidad? ¿Están mejor los pobres ahora con Chávez que bajo los gobiernos "neoliberales" que le antecedieron?

Recomiendo la lectura de este ensayo aparecido en la revista Foreign Affairs de Francisco Rodríguez, economista en jefe de la Asamblea Nacional de Venezuela del 2000 al 2004 (durante los primeros 5 años del gobierno de Chávez).

 Rodríguez es contundente:"Ni las estadísticas oficiales ni los cálculos independientes muestran evidencia alguna de que Chávez ha redirigido las prioridades del estado para beneficiar a los pobres. Gran parte de los indicadores de salud y desarrollo humano no han mostrado una mejora considerable más allá de aquella que es normal estando en medio de una bonanza petrolera. De hecho, algunos han deteriorado de manera preocupante, y los cálculos oficiales indican que la desigualdad de ingresos ha aumentado. La hipótesis de que "Chávez es bueno para los pobres" es inconsistente con los hechos".

Y para eso Rodríguez nos ofrece estadísticas oficiales (sí, del mismo gobierno) para respaldar lo dicho:

1.- El Coeficiente de Gini--que mide la desigualdad social--pasó de 0,44 en el 2002 a 0,48 en el 2005. Es decir, bajo Chávez la disparidad entre ricos y pobres ha aumentado significativamente.

2.- El porcentaje de bebés con bajo peso aumentó de 8,4% a 9,1% entre 1999 y el 2006.

3.- El porcentaje de familias sin acceso a agua potable pasó de 7,2% a 9,4% durante el mismo período.

4.- En esos mismos años, el porcentaje de familias viviendo en tugurios se triplicó del 2,5% al 6,8% de la población.

5.- El promedio del presupuesto estatal dedicado a salud, educación y vivienda bajo Chávez en sus primeros ocho años en el gobierno fue del 25,1%, igual al 25,0% en los ocho años anteriores. Es decir, no ha habido un aumento del "gasto social" durante la revolución bolivariana.

Después de leer este ensayo uno se pregunta: Confrontados con los hechos de que los pobres no están un ápice mejor con la revolución bolivariana, ¿qué hay entonces detrás del apoyo al presidente venezolano por parte de tantos acólitos latinoamericanos?

"Las instituciones funcionan"

Publicado por Ignacio Illanes

Así decía el ex-Presidente de Chile Ricardo Lagos frente a problemas en los que prefería no dar su opinión. Esperemos que en verdad funcionen, porque esa parece la única salida cuando la"dignidad pública" no es suficiente: varios casos de irregularidades que en cualquier parte del mundo (incluída América Latina) habrían signficado la salida de los responsables, en Chile sólo han servido para reafirmar en el cargo a los culpables. Ya saben: como decía Lord Acton "el poder corrompe".

Ahora se abre una ventana de esperanza, por cuanto en el reciente escándalo por los voucher en educación, parlamentarios de oposición e independientes acusarán constitucionalmente a la ministra de educación. Lo interesante es que tienen los votos para una eventual destitución. De lograrlo, sería primera vez desde el retorno de la democracia que un ministro de gobierno es botado de su cargo por el Congreso Nacional. Ahora veremos si las instituciones funcionan...

No es lo mismo

Publicado por Luis Figueroa

Ahora que han bajado las aguas del conflicto en Colombia y Ecuador sugiero que hay varias lecciones para meditar:

1. No es lo mismo una incursión en territorio ajeno para conquistarlo, o para saquearlo, que hacerlo en persecusión de delincuentes.

2. No es lo mismo un incidente entre Ecuador y Colombia, con la entusiasta participación de Venezuela y Nicaragua; que un pleito azuzado por Correa-Chàvez-Ortega-Marulanda.

 

3. No es lo mismo un conflicto entre ecuatorianos y colombianos, que un incidente sacado de proporción por Hugo Chávez.

La guerra, como escribió, Ludwig von Mises, en Nation, State and Economy, "es destructora y aniquiladora...es un mal que perjudica a todos, al vencedor y al derrotado". Es bueno no olvidarse de eso.

La Historia, en peligro

Publicado por Luis Figueroa

El área de Yaxhá-Nakum-Naranjo forma parte de la Reserva de la Biósfera Maya, en Guatemala, y es muy importante para el estudio y el conocimiento de la civilización que le da el nombre a aquella biósfera. Limita con el área de Tikal y con la de Mirador-Río Azul. No he estado en Yaxhá pero he estado en Tikal y en Mirador, e imagino que ha de ser un lugar encantador.

Sin embargo, va a dejar de serlo, pronto. Unas 30 personas, que podrían ser la avanzada de cerca de 200 familias invadieron el Parque Nacional Yaxhá. Los usurpadores se encuentran en este sitio arqueológico y la suya no es la primera invasión de este tipo que se da. Sitios como Aguateca, Dos Pilas y Sayaxché, también han sido ocupados.

Quizás no deberíamos preocuparnos, porque las biósferas y los sitios arqueológicos, en Guatemala, están protegidos por entidades como el Consejo Nacional de Areas Protegidas, o el Instituto Nacional de Antropología e Historia, para mencionar dos.

¡Además son propiedad del estado (que somos todos)!¡Ups! Pero, ¿qué tal si el colectivismo de los bienes opera contra la conservación de aquellos y contra el bienestar de las personas? ¿Qué tal si lo que es de todos, no es de nadie? En la ciudad de Guatemala, los barrancos que son de todos están pelados y erosionados; en cambio, los que son propiedad privada, están llenos de vida. En el Instituto Nacional de Bosques no saben, ni tienen idea, de cuántos árboles (de todos) son talados ilegalmente en el país. Tenemos una larga historia de incapacidad de cuidar la propiedad colectiva.

¡Ah!, por eso temo por Yaxhá. Aquella larga historia no es sólo de incapacidad de cuidar lo que es de todos; va acompañada de ausencia de autoridad moral para hacer cumplir la ley y de complacencia con los grupos de presión que usurpan o invaden. Claro que este fenómeno no es propio de Guatemala. Por ejemplo, sitios como el Valle del Rimac, en Perú, sufren por las mismas causas.

En países donde el estado de derecho es precario, y donde el gobierno abarca más de lo que aprieta, si queremos preservar la herencia cultural, la propiedad colectiva no es opción.

Antes de pasar a la sustancia de esta nota, debo aclarar que soy colombiano, y pedir al lector que tenga en cuenta que las palabras que siguen no surgen del nacionalismo, sino del ejercicio analítico que los acontecimientos nos vienen forzando a hacer, desde hace casi 10 años. Al momento de escribir estas líneas, el dictador venezolano Hugo Chávez ha dado órdenes, en vivo y por televisión, de que se envíen a la frontera con Colombia "10 batallones de tanques" y "la aviación militar se despliegue".

Acto seguido, el presidente de Ecuador Rafael Correa ordenó una movilización similar. Todo como consecuencia de la operación militar colombiana en la cual murió, en territorio ecuatoriano, el más importante líder de las FARC, conocido como "Raúl Reyes", uno de los responsables de enrutar dicha organización por los caminos de la línea dura en la práctica, y del comunismo ortodoxo en la teoría.

En circunstancias normales, habría sido justo que Ecuador expresara una fuerte molestia por este hecho, ocurrido a dos kilómetros de la frontera con Colombia. Pero estas no son circunstancias normales: lo que ya se sabía, y que ha sido probado en los documentos que se encontraron en la misma operación, es que los terroristas colombianos se albergaban en Ecuador con el beneplácito del gobierno de Correa, con el cual al parecer tenían una nutrida agenda de cooperación política y militar por delante. Las imágenes del campamento bombardeado permiten constar que "Raúl Reyes" y sus compañeros no habían llegado allí de manera pasajera y temporal: se trata de un campamento grande, acondicionado para albergar de modo permanente a un nutrido grupo de combatientes.

El gobierno de Ecuador ha violado, con esto, las resoluciones del Consejo de  Seguridad de la ONU que prohíben a cualquier estado albergar a una organización terrorista, así sea por simple negligencia.

La reacción de Hugo Chávez encuentra su verdadera motivación en la muerte de "Raúl Reyes", y no en la incursión en Ecuador como tal. Eso quedó claro cuando, al ordenar el despliegue militar, lo justificó diciendo que iba a permitir que  el gobierno de Uribe "nos debilite".

¿A qué se refiere con "nos debilite"? Se refiere a aquello sobre lo cual varios analistas venimos adviertiendo hace ya un buen rato, y que los hechos han empezado a corroborar: que Chávez y las FARC se han unido en un proyecto para imponer el totalitarismo socialista en toda la región norte de Suramérica. Ya ni siquiera Chávez se molesta en ocultarlo: en su discurso ante la Asamblea Nacional, hace unas semanas, habló en palabras muy cordiales sobre los grupos guerrilleros FARC y ELN, y dijo que ellos tienen un proyecto bolivariano respetado por él. Ayer mismo hizo un minuto de silencio por la muerte de "Raúl Reyes", a quien calificó de "buen revolucionario".

No sabemos todavía el alcance que esta crisis tendrá, pero no hay que descartar acciones militares por parte de Venezuela, seguramente acompañada de Ecuador y Nicaragua. Esto es parte de la evolución normal del proyecto expansionista de Chávez, el cual ha encontrado un formidable obstáculo en Colombia. Chávez además se muere de ganas por hacer la guerra: su lenguaje es siempre guerrerista en extremo; ha comprado armas en cantidades que su ejército ni siquiera podría utilizar; y a medida que ha copado todos los espacios de poder en Venezuela, y ha logrado acallar en buena medida la crítica y la oposición, tiene mayor libertad para dar rienda suelta a sus locuras. Y además, la espantosa situación económica y social que se vive en Venezuela lo obliga a buscar una distracción.

Los recursos de Colombia son muy limitados, y están empleados a fondo en el conflicto interno. No tenemos, por lo tanto, posibilidad alguna de defensa frente a un dictador maniático que puede disponer con una orden verbal del presupuesto nacional. Colombia sólo debe esperar la solidaridad de la comunidad mundial, y mantener su posición de no permitir que el terrorismo totalitarista se refugie en los países vecinos para luego venir a asesinarnos.

Categorias

Autores

Archivos