Blog Home

Archivo por Junio 2007

Venezuela: Que hacer (4)

Recién recibo este mensaje desde Caracas, desde donde debe provenir (y no del State Department, la OEA o la ONU): “Tengo en mis manos tu libro Una Casa Dividida y estamos extrayendo el Acuerdo de la Cámara de Diputados. Ya estamos trabajando en ello con unos abogados amigos. En Venezuela todos los diputados son del régimen. Será entonces un Acuerdo Nacional”. Mi respuesta: Que bien. Es clave la calidad del texto, que debe ser moderado en su forma e irrefutable en su fondo. Piensen en Thomas Jefferson en 1776, explicando en "La Declaración de Independencia" las razones de la rebelión contra Inglaterra tanto a sus "fellow Americans" como a un "candid world". Y que sea un Acuerdo Nacional. Hecho ese texto y firmado por millones de venezolanos, habrá que comenzar la parte de verdad difícil: el programa coherente (y hecho con total independencia de intereses creados de todo tipo) para realizar una verdadera revolución por la libertad --que no solo desmantele en la parte económica el socialismo, el mercantilismo, los privilegios, la corrupción y tantas injusticias que han hecho posible a Chávez-- sino que también proponga crear las "instituciones para la libertad" sin las cuales, como lo ha sostenido Fareed Zakaria, las nuestras han sido sólo "democracias iliberales", frágiles ante el asalto de cualquier caudillo e incapaces de vencer el subdesarrollo y la pobreza que agobia a nuestros pueblos por ya insoportables 200 años. (Y ahora vuelo a Sudáfrica, invitado a compartir la experiencia chilena de reforma a las pensiones en el país de Nelson Mandela, abriendo así una cabeza de playa en ese gigantesco y también sufrido continente).

Aprendamos de Cuba

Publicado por Gustavo Lazzari

Cuba nos dio una gran lección. Desde afuera no se derroca un autoritarismo si no es con las armas. La IIGM demostró que un conflicto bélico puede derrocar a un gobierno tiránico como lo fue el de Adolf Hitler. Una lección costosa en vidas.

Durante casi cincuenta años hemos hablado y derramado ríos de tinta contra el régimen cubano. Sin querer lo alimentábamos. ¿Teníamos otras herramientas?. Claramente no.

Creo, al igual que Orwell, que los cambios (pacíficos) vienen de adentro. "Si hay una esperanza está en los pobres" decía Winston Smith en 1984.

La lección de Cuba tenemos que aplicarla en Venezuela. Para que Chávez no sea otro Castro hay que apoyar a la gente dentro de Venezuela. Todo lo que hagamos por afuera, fortalecerá al tirano. Lo más probable es que quienes deben derrocarlo ni se enteren de nuestros comentarios y argumentos.

Comparto que "cuando todos los derechos son violados, el derecho a rebelión es sagrado" y comparto con Martín K cuando se pregunta "¿cuando sabemos que todos los derechos fueron violados?"

Mientras haya rendijas de libertad en Venezuela tenemos que apoyar los espíritus libres de aquel país. La marcha va por dentro. No soy pesimista frente al futuro. Muchos pueden pensar que Chávez tiene recursos, poder, carisma, medios y todo a su favor. Mas poder tenían los jerarcas rusos y tuvieron que huir como ratas por tirante. Apelo a aquella frase que leí en algún número de "Ideas para la libertad" revista señera que editara Alberto Benegas Lynch (padre) "mas poderoso que todos los ejércitos es una idea cuando le ha llegado su turno".

Venezuela: Que hacer (3)

Me escribe un joven lector de LibreMente (a jose@chile.com) perplejo ante mi afirmación de que todos los diputados del PDC chileno votaron a favor del Acuerdo que, de hecho, acusaba de tirano a Allende y pedía a las Fuerzas Armadas su remoción ("poner inmediato término a esta situación.....de violación sistemática a la Constitución y las leyes"). No sólo eso. Además el entonces Presidente del PDC, el senador Patricio Aylwin, futuro Presidente de Chile, afirmó en una entrevista a TVE que Allende dirigía el país hacia "una tiranía comunista o una guerra civil" y respaldó, de manera inusitadamente clara en un dirigente político, la acción liberadora de las Fuerzas Armadas que había ocurrido sólo días antes. Descubrí hace poco este video asombroso, fue levantado a YouTube, lo han visto ya 42.889 personas, y aquí está para que todos puedan conocer esta "verdad muy inconveniente" en estos tiempos en que escasea el coraje moral y prima lo políticamente correcto.

Venezuela: Que hacer (2)

Me alegra muchísimo que mi buen amigo Martín Krause concuerde conmigo en lo esencial en este complejo y delicado tema, y además expanda las fronteras del diálogo con tres preguntas/reflexiones. Insisto en que el primer paso, a mi juicio crucial, debe ser la fundamentación rigurosa de que Hugo Chávez efectivamente se ha convertido en un tirano. Sugiero que un venezolano contribuya en este blog con el primer borrador del equivalente para la Venezuela de hoy del histórico “Acuerdo de la Cámara de Diputados de Chile” del 22 de Agosto de 1973 (aquí está ese texto, creo que lectura obligada para todo interesado seriamente en esta cuestión).

Postula MK que la “legitimidad” de la remoción del posible tirano Chávez se fortalecería si se cumplieran ciertos pasos, los cuales comento brevemente (JP):

1. MK: Alguno de los otros poderes (judicial, legislativo) manifiestan claramente que se está violando la constitución y los derechos individuales básicos. JP: De acuerdo, si todavía es posible, y considero muy pertinente el comentario de Gabriela Calderón. Aclaro que en Chile lo hizo tanto la Cámara de Diputados aprobando ese Acuerdo con el 63,3% de los votos (incluyendo todos y cada uno de los diputados del Partido Demócrata Cristiano), como en dos ocasiones la Corte Suprema de Justicia (además del Colegio de Abogados, múltiples gremios sindicales y empresariales, profesores universitarios, etc).

2. MK: ¿Es eso suficiente? Si bien podríamos decir que los diputados son los representantes del pueblo, José señala en su libro que la constitución pedía un voto de más de 2/3 para juzgamiento del presidente. Eso no existía en Chile en ese momento y es probable que no exista en Venezuela. JP: Digo en el libro que la Constitución vigente (de 1925) realmente no se puso en el caso de una asonada contra ella por parte del mismísimo Presidente elegido, y sólo contemplaba una remoción de éste en casos extremos (quizá pensando en una enfermedad debilitante) con 2/3 de los votos del Senado. Pero como el Senado se removía (norma que se mantiene) por parcialidades, es virtualmente imposible, en cualquier país del mundo, que un Presidente deje de tener al menos a 1/3 de los senadores a su lado. O sea, un grave error constitucional en 1925 impidió la remoción estrictamente jurídica de Allende en 1973. Téngase presente que la Constitución de EE.UU requiere sólo la mayoría simple de la Cámara (para el “impeachment”) y después la mayoría simple del Senado (para la aprobación final).

3. MK: Siendo que no se cumplía estrictamente con lo que la misma Constitución establecía para juzgar al presidente, me parece que se debería haber contado con algún mecanismo para dar validez a la acción de remoción violenta del gobierno despótico y sugiero, o más bien pregunto, si esto no debiera ser una consulta popular inmediatamente antes o después de la remoción. JP: Esa consulta popular previa tampoco estaba prevista en la Constitución chilena de 1925, y no conozco si lo está en la de Venezuela. En todo caso, no es plausible que pueda ocurrir pacíficamente una consulta popular bajo un clima de virtual guerra civil política entre bandos encontrados. No creo que una consulta popular posterior, necesariamente bajo estados de excepción, aporte credibilidad.

Reflexión final. Al final de día, el gran desafío es tener en nuestras Constituciones mecanismos razonables para evitar estas nuevas formas de caminos hacia la tiranía, en que ayudados por el enorme poder del Estado en nuestras sociedades y la posibilidad por lo tanto de “comprar votos” con demagogia y populismo, cada vez aumenta la tentación de los Presidentes “democráticamente elegidos” ya sea de reelegirse con resquicios legales (los intentos de tercera reelección de Fujimori y Menem fueron catastróficos en ambos casos) o, por cierto mucho más grave, de convertirse en tiranos, como parece ser el caso de Chávez. Que siga la conversación.

Volviendo al tema de qué hacer con Venezuela (y qué hacer con Ecuador si las cosas empeoran) estoy de acuerdo con que los pueblos tienen el derecho a la rebelión. El problema que yo veo con lo propuesto por Martín es que su primer criterio supone que todavía existe un sistema de división de poderes y contrapesos en el que hayan organismos como un Congreso o una Corte Suprema que pueda (o desee) actuar de manera independiente. Esto es algo que en Venezuela ya no existe. Me temo que si fueran a empeorarse las cosas en Ecuador, este criterio no podría ser satisfecho ya que estamos hablando de un país con un Congreso, un Tribunal Supremo Electoral y ahora un Tribunal Constitucional sometidos a la voluntad del ejecutivo (todo esto en tan solo 4 meses y medio de gobierno).

Mi pregunta entonces es, ¿cuál sería la acción aceptable y legítima para derrocar a un gobierno despótico si ya no existe la división de poderes y los contrapesos en el sistema?

Éste es un comentario sobre lo que escribiera nuestro gran amigo José Piñera en relación a Venezuela, pero con claras referencias a Chile. Tuvimos la oportunidad de conversar algo sobre este tema hace un par de semanas, y José me regaló su libro "Una casa dividida: cómo la violencia política destruyó la democracia en Chile". Lo leí con mucho interés, es breve, claro y contundente, describiendo muy bien lo que sucedía en ese momento y cómo el gobierno de Allende se encaminaba a imponer una dictadura socialista, tal cual como ya conocemos fuera su modelo inspirador.

Dado el camino que actualmente pretende seguir Chávez el debate es oportuno, pues pareciera que va a llegar a un punto semejante. Al respecto, dice José, citando a Jefferson "cuando una larga sucesión de abusos y usurpaciones... revelan la intención de someter al pueblo al absoluto despotismo, es su derecho, es su deber, derrocar a tal gobierno y nombrar nuevos guardianes..."

Creo que estaremos todos de acuerdo con eso. Me pregunto ahora sobre la forma en que esto debería ocurrir para mantener la legitimidad de tal derecho. Digo esto porque aquí se plantea la cuestión de si deben ser las fuerzas armadas las que derroquen a un gobierno despótico. Al respecto, me parece que esa legimitidad se mantendría si se cumplieran los siguientes pasos:

1. Alguno de los otros poderes (judicial, legislativo) manifiestan claramente que se está violando la constitución y los derechos individuales básicos (en el caso de Chile cuenta bien José que lo hizo el Congreso).

2. ¿Es eso suficiente? Si bien podríamos decir que los diputados son los representantes del pueblo, José señala en su libro que la constitución pedía un voto de más de 2/3 para juzgamiento del presidente. Eso no existía en Chile en ese momento y es probable que no exista en Venezuela.

3. Siendo que no se cumplía estrictamente con lo que la misma Constitución establecía para juzgar al presidente, me parece que se debería haber contado con algún mecanismo para dar validez a la acción de remoción violenta del gobierno despótico y sugiero, o más bien pregunto, si esto no debiera ser una consulta popular inmediatamente antes o después de la remoción.

Bochorno televisivo

Publicado por Alberto Benegas Lynch

Anoche vi en Punta del Este la patraña disfrazada de entrevista trasmitida por la televisión cubana. Dejo de lado la pirotecnia verbal del balbuceante Castro Primero y sus alabanzas al régimen criminal de Vietnam. Me quiero referir al espectáculo grotesco montado por Randy Alonso quien la jugaba de periodista. Me invadió una mezcla de tristeza y profunda repugnancia al observar la figura de ese alcahuete, ejemplo de sumisión y genuflexión extrema. Conviene retener la imagen de aquel adefesio, indigno de la especie humana. Un despojo moral que con una sonrisa obscena se retorcía para agradar a su amo, quien, por otra parte, mezcla sordera y desprecio inconsciente, ignoraba a su interlocutor. Anoche pude constatar lo que significa un escupitazo al periodismo.

Categorias

Autores

Archivos