EE.UU.: La despedida de Ron Paul

Title

EE.UU.: La despedida de Ron Paul

22 de Noviembre de 2012
David Boaz es Vicepresidente Ejecutivo del Cato Institute.

El representante Ron Paul dio un discurso de despedida en el congreso el miércoles de la semana pasada. Ed Kilgore del Progressive Policy Institute escribió (en inglés) en un periódico del Capitolio que él “no extrañará las diatribas de Paul”. Si, la clase dirigente de Washington está cansada de escuchar acerca de la paz y las libertades civiles, acerca de la libertad y del dinero sólido.

Lo notable acerca de la despedida de Paul es qué tan parecido fue el contenido a lo que él ha estado diciendo desde que fue electo como representante en el congreso en 1976: El gobierno federal está gastando demasiado, imprimiendo demasiado dinero e involucrándose en demasiadas guerras.

Durante gran parte de ese tiempo Paul trabajó en la semi-obscuridad que caracteriza a la mayoría de los representantes en el congreso. Pero a lo largo de los últimos seis años él se ha convertido en una sensación en Internet, atraído a estudiantes universitarios como flautista mágico y hecho que el libertarismo sea parte del debate político.

Su campaña presidencial de 2008 salió de la nada cuando tuvo un conflicto acerca de política exterior con el ahora olvidado Rudy Giuliani en un debate transmitido en televisión a nivel nacional. Pero su campaña de 2012 fue mucho más exitosa atrayendo electores y delegados. Paul no cambió mucho en cuatro años. ¿Qué cambió?

En 2007 (que es cuando recibió la mayor atención durante el último ciclo), Ron Paul advirtió que una economía basada en la deuda y el dinero barato provisto por la Reserva Federal no era sostenible, pero la economía estaba experimentando una bonanza y nadie quería escuchar. Después del colapso de 2008, empezaron a escuchar.

En 2007, él dijo que deberíamos reemplazar a la Reserva Federal y el dinero fiduciario con el patrón oro e incluso algunos libertarios dijeron cosas (en inglés) como, “¿Cuál es el problema con la Fed? Sus autoridades han reducido dramáticamente la volatilidad del ciclo económico mientras que han logrado una inflación baja y razonablemente constante”. Nadie se burló de la crítica de la Fed después del colapso.

En 2007, Ron Paul criticó el gasto federal excesivo pero con un republicano en la Casa Blanca los representantes republicanos no estaban tan interesados. Con un gasto todavía más excesivo por parte de un presidente demócrata, el gasto se volvió una cuestión central durante los años de Obama.

En 2007, Ron Paul criticó la intervención militar sin fin, pero la mayoría de los republicanos estaban contentos con repetir, “El aumento de tropas está funcionando”. Para 2011, incluso los republicanos estaban cansándose de la guerra.

En 2007, Ron Paul dijo que el congreso y el presidente no deberían atribuirse poderes adicionales a los que les corresponden en virtud de la Constitución, pero los republicanos no querían escuchar acerca de actos inconstitucionales cometidos por un presidente republicano. Después de los rescates, de la toma del sector de salud y de la guerra no autorizada de Obama en Libia, todos los candidatos republicanos por lo menos hablaron acerca de restaurar la Constitución.

Ron Paul no se movió hacia al centro sino que el centro de la discusión política en EE.UU. se acercó a él.

Una cosa que nadie reconoce es que Ron Paul es el San Antonio Spurs (equipo de básquetbol) del congreso. Cuando ellos ganaron su tercer campeonato de la NBA (National Basketball Association) en siete años, el columnista de deportes del Washington Post Mike Wise alabó la capacidad de recuperación de los Spurs, quienes siguieron volviendo a ganar sin alguna vez ser una dinastía al estilo de los Chicago Bulls. Él dijo que a los Spurs “se les arrebató su corona dos veces desde el 2003 y la recuperaron en ambas ocasiones”.

De igual forma, Ron Paul es el único miembro actual del congreso que ha sido electo tres veces sin estar en el congreso. Considerando que la tasa de reelección para los miembros del congreso es del 98 por ciento, no es cosa fácil ganar tres períodos —o 10 períodos— consecutivos. Ganar el primero es lo que es difícil. Y Ron Paul ha logrado eso tres veces.

Primero ganó una elección especial para un puesto que había quedado vacío. Luego perdió su posición y la recuperó dos años después, derrotando al congresista en funciones. Después de dos períodos más dejó su puesto para hacer campaña sin éxito para el Senado de EE.UU. Doce años después, en 1996, volvió a hacer campaña para el congreso, nuevamente derrotando a un congresista en funciones, esta vez en las primarias republicanas. Algunos científicos políticos deberían estudiar las habilidades políticas que se requieren para ganar una elección para llegar al congreso sin el beneficio de estar en funciones —tres veces.

Como muchos libertarios, he tenido muchas diferencias con Ron Paul acerca de los acuerdos comerciales, la inmigración, los derechos de los homosexuales y el federalismo y su fracaso en repudiar a los asociados que pusieron su nombre en comunicaciones racistas (en inglés). Pero siempre y cuando continúe reclutando a gente, especialmente a personas jóvenes, en la lucha a favor de la causa del gobierno limitado y constitucional, del dinero sólido, de la no-intervención, estoy contento de ver cómo él genera un impacto.

Es una tragedia que las personas que quieren un Estado más limitado y menos intrusivo en casa muchas veces respaldan una política estadounidense intervencionista en el extranjero, y viceversa. Las campañas de Ron Paul ayudaron a reunir a personas que quieren un Estado más limitado tanto en casa como en el extranjero. Él salía en sus propagandas en televisión diciendo, “Soy el único candidato presidencial que traerá a casa a nuestros soldados de Irak inmediatamente y detendrá el gasto público despilfarrador”. Y él reunió a miles de estudiantes en campus universitarios alrededor del país con ese mensaje de paz y libertad.

Vean o lean su discurso de despedida (en inglés) y lo verán hablando acerca de asuntos relacionados con la libertad desde la leche cruda hasta la lista de asesinatos del presidente, desde las leyes de drogas hasta la “guerra, las prestaciones sociales, los déficits, el inflacionismo, el corporativismo, los rescates y el autoritarismo”.

Y lo ven hablando acerca de los principios antes que nada: “El uso inmoral de la fuerza es la fuente de los problemas políticos del hombre…Para desarrollar una sociedad verdaderamente libre, el asunto de iniciar fuerza debe ser comprendido y rechazado”. Ron Paul tiene un apasionado y muy informado compromiso con la libertad individual y la paz. Se le extrañará en el congreso, pero podemos esperar que no deje de escribir y hablar acerca del Estado limitado y constitucional.

Este artículo fue publicado originalmente en The Blaze (EE.UU.) el 16 de noviembre de 2012.