14 de noviembre de 2007

Datos históricos del Banco Central de Nicaragua: ¿Mentiras o verdades ocultas?

Printer-friendly versionSend to friend

por Salvador López Madriz

Salvador López Madriz es profesor de economía de la West Georgia University.

El Banco Central de Nicaragua publica en su página de internet (www.bcn.gob.ni) datos de las variables macroeconómicas mas importantes desde 1960 bajo el título “estadísticas económicas del 40 aniversario”. Debido a que el crecimiento económico de un país se mide por la tasa de crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) real, decidí analizar esa variable durante el período 1960-1999 y verificar la veracidad de los datos usando un método que se aprende en un curso básico de Economía.

El PIB real se define como el PIB nominal descontando el efecto de inflación. Es decir, si el PIB nominal crece al 5% anual pero la inflación fue del 2%, la tasa de crecimiento del PIB real sería del 3%. El BCN publica datos del PIB nominal, el PIB real y también del llamado Indice de Precios al Consumidor (IPC), el único índice de precios publicado por el BCN y la única variable que mide el costo de vida en Nicaragua. En otras palabras, se publica toda la información necesaria para hacer el análisis.

Debido a los múltiples años-base usados en el cálculo del IPC, los cambios en la unidad monetaria que ocurrieron en 1988 y 1990 respectivamente, y la revolución ocurrida entre 1978 y 1979, los únicos períodos que se pueden analizar sin encontrar inconsistencias estadísticas son los siguientes:1960-1963, 1964-1973, 1974-1977, 1981-1986, 1989-1990, 1991-1994, y 1995-1999.

El método a utilizar fue muy sencillo: comparé las tasas de crecimiento del PIB real publicadas por el BCN con la tasas del PIB real calculadas descontando el efecto del IPC en el PIB nominal. Ambas tasas de crecimiento, en teoría, deberían ser muy similares. Esto fue confirmado por casi todos los períodos (ver Tabla abajo). Por ejemplo, durante los períodos 1991-1994 y 1995-1999, el BCN reportó que la economía (el PIB real) creció a unas tasas anuales promedio de 1,11% y 5,32% respectivamente. Esas tasas fueran exactamente las mismas después de hacer el cálculo indicado anteriormente.

Usando el mismo método, las tasas de crecimiento de la economía nicaragüense fueron casi iguales para todos los otros períodos restantes con diferencias de 1% o menos, excepto el período 1981-1986. Durante esos años, el BCN, que entonces pasó a ser parte de la “Secretaría de Planificación y Presupuesto”, reportó que el crecimiento anual promedio del PIB real fue de 0,36%. Es decir, que entre 1981 y 1986, la economía apenas creció un poco. En cambio, utilizando el método antes explicado, la economía “creció” a una tasa de -18,36%. Es decir, que mientras el gobierno Sandinista reportaba un crecimiento anual promedio de casi el cero por ciento, en realidad, éste se había contraído a un promedio anual de -18.36 por ciento. Para poner esto en perspectiva, durante la mayor contracción económica en la historia de la economía estadounidense en los años treinta, la tasa de crecimiento del PIB real de ese pais fue de -13% para el año 1932-33. Zimbabwe, el pais que actualmente podría experimentar la tasa de crecimento mas baja del planeta, sufre un crecimiento negativo del 4,4%.

Después de lo expuesto es natural preguntarse, ¿porqué semejante disparidad ocurre solamente durante un período a pesar de usar la misma fuente de datos y el mismo método para todos los demás períodos? ¿Será que el BCN cometió errores? ¿O será que mintió con el propósito de ocultar la verdadera debacle económica que ocurría? Personalmente me inclino por la última explicación.