31 de diciembre de 1969

Todos

Printer-friendly version

Con un derecho constitucional republicano y un derecho administrativo colonial y monárquico, la América del Sur arrebata por un lado lo que promete por otro: la libertad en la superficie y la esclavitud en el fondo.
– Juan Bautista Alberdi
Juan Bautista Alberdi, Bases y puntos de partida para la organización política de la República Argentina. (Buenos Aires: Editorial Lancelot, 2009), p. 118.

Nuestro derecho colonial no tenía por principal objeto garantizar la propiedad del individuo sino la propiedad del fisco. Las colonias españolas eran formadas para el fisco, no el fisco para las colonias. Su legislación era conforme a su destino: eran máquinas para crear rentas fiscales.
– Juan Bautista Alberdi
Juan Bautista Alberdi, Bases y puntos de partida para la organización política de la República Argentina. (Buenos Aires: Editorial Lancelot, 2009), p. 118.

Prometer y escribir estas garantías, no es consagrarlas. Se aspira a la realidad, no a la esperanza. Las constituciones serias no deben constar de promesas, sino de garantías de ejecución
– Juan Bautista Alberdi
Juan Bautista Alberdi, Bases y puntos de partida para la organización política de la República Argentina. (Buenos Aires: Editorial Lancelot, 2009), p. 117.

Es muy simple el camino por donde el extremo amor a la Patria puede alejar de la libertad del hombre y conducir al despotismo patrio del Estado.
–Juan Bautista Alberdi
Juan Bautista Alberdi en "La omnipotencia del Estado es la negación de la libertad individual" [en línea, disponible en: http://www.elcato.org/node/1271; internet; accesado el 16 de febrero de 2009].

La omnipotencia de la patria, convertida fatalmente en omnipotencia del Gobierno en que ella se personaliza, es no solamente la negación de la libertad, sino también la negación del progreso social, porque ella suprime la iniciativa privada en la obra de ese progreso.
–Juan Bautista Alberdi
Juan Bautista Alberdi en "La omnipotencia del Estado es la negación de la libertad individual" [en línea, disponible en: http://www.elcato.org/node/1271; internet; accesado el 16 de febrero de 2009].

Las sociedades que esperan su felicidad de la mano de sus Gobiernos esperan una cosa que es contraria a la naturaleza.
–Juan Bautista Alberdi
Juan Bautista Alberdi en "La omnipotencia del Estado es la negación de la libertad individual" [en línea, disponible en: http://www.elcato.org/node/1271; internet; accesado el 16 de febrero de 2009].

Los pueblos del Norte no han debido su opulencia y grandeza al poder de sus Gobiernos, si no al poder de sus individuos.
–Juan Bautista Alberdi
Juan Bautista Alberdi en "La omnipotencia del Estado es la negación de la libertad individual" [en línea, disponible en: http://www.elcato.org/node/1271; internet; accesado el 16 de febrero de 2009].

Aunque deba amarse la conciliación, hay dos principios que no se podrían conciliar: la libertad y la coacción.
– Frédéric Bastiat
Frédéric Bastiat. "Armonías económicas" en Obras escogidas. Madrid: Unión Editorial, 2004.

Cuando la ley y la moral se contradicen, el ciudadano se encuentra ante la cruel alternativa de perder la noción de moral o perder el respeto a la ley. Dos desgracias igualmente grandes entre las cuales es difícil elegir.
– Frédéric Bastiat
Frédéric Bastiat. "La ley" en Obras escogidas. Madrid: Unión Editorial, 2004.

Mientras se admita en principio que la ley puede ser apartada de su verdadera función, que puede violar la propiedad en lugar de protegerla, cada clase querrá hacer la ley, ya sea para defenderse de la expoliación, ya sea también para beneficiarse de ella.
– Frédéric Bastiat
Frédéric Bastiat. "La ley" en Obras escogidas. Madrid: Unión Editorial, 2004.

Cuando un funcionario público gasta en provecho propio cinco francos más, es porque un contribuyente gasta en provecho propio cinco francos menos. El gasto del funcionario se ve, porque se verifica; pero el del contribuyente no se ve, porque, ¡ay!, se le impide realizarlo.
– Frédéric Bastiat
Frédéric Bastiat. "Lo que se ve y lo que no se ve" en Obras escogidas. Madrid: Unión Editorial, 2004.

El Estado es la gran ficción en donde todo mundo trata de vivir a expensas del resto.
– Frédéric Bastiat
Frederic Bastiat, El Estado [en línea, disponible en http://www.elcato.org/node/1241; internet; accesado el 31 de julio de 2008].

La existencia de la Personalidad, la Libertad y la Propiedad, no se debe a que los hombres hayan dictado Leyes. Por el contrario, la preexistencia de su personalidad, libertad y propiedad es la que determina que puedan hacer leyes los hombres.
– Frédéric Bastiat
Frederic Bastiat, La ley [en línea, disponible en http://www.elcato.org/node/1276; internet; accesado el 31 de julio de 2008].

La fraternidad es espontánea o no lo es. Decretarla es aniquilarla.
– Frédéric Bastiat
Frederic Bastiat, Justicia y fraternidad [en línea, disponible en http://www.elcato.org/node/1248; internet; accesado el 31 de julio de 2008].

Los planes difieren, los planificadores son todos iguales.
– Frédéric Bastiat
Frederic Bastiat, Economic Harmonies, [en línea, disponible en inglés en http://www.econlib.org/library/Bastiat/basHar.html; internet; accesado el 31 de julio de 2008].

Nuestros adversarios creen que toda actividad no reglamentada ni subvencionada languidece hasta la aniquilación. Nosotros creemos lo contrario. La fe de aquéllos está puesta en el legislador. La nuestra, en la humanidad.
– Frédéric Bastiat
Frédéric Bastiat. "Lo que se y lo que no se ve" en Obras escogidas. Madrid: Unión Editorial, 2004.

Toda la diferencia entre un mal y un buen economista es ésta: uno se limita al efecto visible; el otro tiene en cuenta el efecto que se ve y los que hay que prever.
– Frédéric Bastiat
Bastiat, Frederic. Lo que se ve y lo que no se ve [en línea, disponible en http://bastiat.org/es/lqsvylqnsv.html; internet; accesado el 31 de julio de 2008].

Yo, lo confieso, soy de los que piensan que la capacidad de elección y el impulso deben venir de abajo, no de arriba, y de los ciudadanos, no del legislador. La doctrina contraria me parece que conduce al aniquilamiento de la libertad y de la dignidad humanas.
– Frédéric Bastiat
Frédéric Bastiat. "Lo que se ve y lo que no se ve" en Obras escogidas Madrid: Unión Editorial, 2004.

La prosperidad a largo plazo le debe poco o nada a los recursos naturales... La pobreza o las riquezas y las satisfacciones personales y sociales dependen del hombre, su cultura, y de su marco institucional.
– Peter Bauer
Peter Bauer, La tierra y las personas. Cato Institute [en línea, disponible en http://www.elcato.org/node/1238; internet; accesado el 31 de julio de 2008].

Para que puedan convivir personas muy diferentes es menester apoyar a rajatabla la tolerancia cuya prueba de fuego no consiste en aprobar conductas compatibles con las de quien tolera sino en aceptar las que resultan incompatibles
– Alberto Benegas Lynch (h)
Alberto Benegas Lynch (h), "Sobre la unión de los homosexuales". ElCato.org. 2 de diciembre de 2011.

La igualdad es ante la ley y no mediante ella.
– Alberto Benegas Lynch
Alberto Banegas Lynch, "La importancia de la disgualdad" [en línea, disponible en http://www.elcato.org/node/3572; internet; accesado el 12 de agosto de 2008].

En cierto sentido, a lo largo de la historia no han existido más que dos filosofías políticas: libertad y poder. O bien se debería disponer de libertad para vivir la vida como se desee, siempre y cuando se respeten los derechos iguales de los otros, o bien se debería otorgar a algunos la facultad de utilizar la fuerza y obligar a otros a actuar de una forma distinta a la que elegirían por voluntad propia.
– David Boaz
David Boaz, Liberalismo, una aproximación. (Madrid: Gota a Gota, 2007).

...creo que si cada uno de nosotros pensará en ser un hombre ético, y tratara de serlo, ya habríamos hecho mucho; ya que al fin de todo, la suma de las conductas depende de cada individuo.
– Jorge Luis Borges
Jorge Luis Borges y Osvaldo Ferrari, Reencuentro: Diálogos inéditos (Buenos Aires: Editorial Sudamericana, 1999), p. 157.

...la muchedumbre es una entidad ficticia, lo que realmente existe es cada individuo.
– Jorge Luis Borges
Jorge Luis Borges y Osvaldo Ferrari, En Diálogo I (Buenos Aires: Editorial Sudamericana, 1985), p. 36.

...para mí el Estado es el enemigo común ahora; yo querría —eso lo he dicho muchas veces— un mínimo de Estado y un máximo de individuo. Pero, quizá sea preciso esperar . . . no sé si algunos decenios o algunos siglos —lo cual históricamente no es nada—, aunque yo, ciertamente no llegaré a ese mundo sin Estados. Para eso se necesitaría una humanidad ética, y además, una humanidad intelectualmente más fuerte de lo que es ahora, de lo que somos nosotros; ya que, sin duda, somos muy inmorales y muy poco inteligentes comparados con esos hombres del porvenir, por eso estoy de acuerdo con la frase: 'Yo creo dogmáticamente en el progreso'.
– Jorge Luis Borges
Jorge Luis Borges y Osvaldo Ferrari, En diálogo I (Buenos Aires: Editorial Sudamericana, 1985), p. 220.

Desdichadamente para los hombres, el planeta ha sido parcelado en países, cada uno provisto de lealtades, de queridas memorias, de una mitología particular, de derechos, de agravios, de fronteras, de banderas, de escudos y de mapas. Mientras dure este arbitrario estado de cosas, serán inevitables las guerras.
– Jorge Luis Borges
Pilar Bravo y Mario Paoletti, Borges verbal (Buenos Aires: Emecé, 1999), p. 147.

El argentino hallaría su símbolo en el gaucho y no en el militar, porque el valor cifrado en aquel por las tradiciones orales no está al servicio de una causa y es puro. El gaucho y el compadre son imaginados como rebeldes; el argentino a diferencia de los americanos del Norte y de casi todos los europeos, no se identifica con el Estado. Ello puede atribuirse al hecho general de que el Estado es una inconcebible abstracción; lo cierto es que el argentino es un individuo, no un ciudadano.
– Jorge Luis Borges
Jorge Luis Borges, "Evaristo Carriego" en Obras completas I (Barcelona: Emecé Editores, 1996), p. 162.

El más urgente de los problemas de nuestra época (ya denunciado con profética lucidez por el casi olvidado Spencer) es la gradual intromisión del Estado en los actos del individuo; en la lucha contra ese mal, cuyos nombres son comunismo y nazismo, el individualismo argentino, acaso inútil o perjudicial hasta ahora, encontrará justificación y deberes.
– Jorge Luis Borges
Jorge Luis Borges, "Nuestro pobre individualismo" en Obras completas II (Barcelona: Emecé Editores, 1996), p. 37.

Las masas son una entidad abstracta y posiblemente irreal. Suponer la existencia de la masa es como suponer que todas las personas cuyo nombre empieza con la letra 'b' forman una sociedad.
– Jorge Luis Borges
Pilar Bravo y Mario Paoletti, Borges verbal (Buenos Aires: Emecé, 1999), p. 179.

...se empieza por la idea de que el Estado debe dirigir todo; que es mejor que haya una corporación que dirija las cosas, y no que todo 'quede abandonado al caos, o a circunstancias individuales'; y se llega al nazismo o al comunismo, claro. Toda idea empieza siendo una hermosa posibilidad, y luego, bueno, cuando envejece es usada para la tiranía, para la opresión.
– Jorge Luis Borges
Jorge Luis Borges y Osvaldo Ferrari, En diálogo II (Buenos Aires: Editorial Sudamericana, 1998), p. 207.

Soy un cosmopolita que atraviesa fronteras porque no le gustan.
– Jorge Luis Borges
Jorge Luis Borges, La gaceta del Fondo de Cultura Económica (México, No. 8, agosto de 1986), p. 92, en Fernando Mateo, El otro Borges (Buenos Aires: Editorial Equis, 1997).

Un solo hombre ha nacido, un solo hombre ha muerto en la tierra. Afirmar lo contrario es mera estadística, es una adición imposible. No menos imposible que sumar el olor de la lluvia y el sueño que anoche soñaste".
– Jorge Luis Borges
Jorge Luis Borges, "El oro de los tigres", Obras completas, Tomo II (Buenos Aires: Emecé Editores, 1996), p. 489.

Yo creo que solo existen los individuos: todo lo demás, las nacionalidades y las clases sociales, son meras comodidades intelectuales.
– Jorge Luis Borges
Jorge Luis Borges, Revista Siete Días (Argentina), 23 de abril de 1973, Año VI, no. 310, pp. 55-59, en Fernando Mateo, El otro Borges (Buenos Aires: Editorial Equis, 1997).

¿Qué sucedió con los gobiernos? Según la tradición fueron cayendo gradualmente en desuso. Llamaban a elecciones, declaraban guerras, imponían tarifas, confiscaban fortunas, ordenaban arrestos y pretendían imponer la censura y nadie en el planeta los acataba. La prensa dejó de publicar sus colaboraciones y sus efigies. Los políticos tuvieron que buscar oficios honestos; algunos fueron buenos cómicos o buenos curanderos. La realidad sin duda habrá sido más completa que este resumen.
– Jorge Luis Borges
Jorge Luis Borges, "El libro de arena" en Obras completas III (Barcelona: Emecé, 1996), p. 55.

Cuando los miembros emprendedores de una sociedad, y especialmente aquellos de los grupos más jóvenes, comienzan a presuponer que las mejores perspectivas para su desarrollo económico se encuentran en el sector público, más bien que en el sector privado, el principio organizador que abastece la dinámica para el progreso en una economía de mercado se encuentra ya seriamente erosionado.
– James M. Buchanan
James M. Buchanan, "Sector público versus sector privado: Crítica a la teoría del Estado-Benéfico" en: James M. Buchanan, E. Fuentes Quintana, H. Giersch y otros, El sector público en las economías de mercado (Espasa-Calpe, 1979).

El aumento de los impuestos en el futuro que la deuda pública implica no generará presiones por parte de los mandantes comparables a aquellas generadas por aumentos en la tributación actual.
– James M. Buchanan y Richard E. Wagner
Buchanan, James M.; Wagner, Richard E. Democracy in Deficit: The Political Legacy of Lord Keynes. Liberty Fund. 2000.

El financiamiento con deuda pública reduce el precio percibido de los bienes y servicios públicos. Como reacción, los ciudadanos-contribuyentes aumentan su demanda de tales bienes y servicios.
– James M. Buchanan y Richard E. Wagner
Buchanan, James M.; Wagner, Richard E. Democracy in Deficit: The Political Legacy of Lord Keynes. Liberty Fund. 2000.

La asignación de una actividad al sector público, al Gobierno, puede ser muy apropiada en una comunidad en la que el Gobierno está limitado por restricciones constitucionales efectivas, pero totalmente inadecuada en una comunidad en la que el Gobierno actúa con independencia de restricciones o con restricciones tan amplias que no son tales.
– James M. Buchanan
James M. Buchanan, "Sector público versus sector privado: Crítica a la teoría del Estado-Benéfico" en: James M. Buchanan, E. Fuentes Quintana, H. Giersch y otros, El sector público en las economías de mercado (Espasa-Calpe, 1979).

La capacidad de endeudarse le permite a los políticos expandir los niveles de gasto sin cambiar los niveles actuales de tributación.
– James M. Buchanan y Richard E. Wagner
Buchanan, James M.; Wagner, Richard E. Democracy in Deficit: The Political Legacy of Lord Keynes. Liberty Fund. 2000.

La competencia en el mercado es continua; en cada caso de compra, un comprador es capaz de seleccionar vendedores alternativos y competitivos. La competencia política es intermitente; una decisión se debe mantener durante un periodo fijo, usualmente dos, cuatro o seis años. La competencia en el mercado permite que varios competidores sobrevivan simultáneamente; la captura por parte de un vendedor de una mayoría del mercado no le niega la habilidad a la minoría de elegir su vendedor preferido. En contraste, la competencia política tiene una característica de 'todo o nada'; la captura de una mayoría del mercado le concede el mercado entero a un solo vendedor.
– James M. Buchanan y Richard E. Wagner
Buchanan, James M.; Wagner, Richard E. Democracy in Deficit: The Political Legacy of Lord Keynes. Liberty Fund. 2000.

Los análisis que están divorciados de la realidad institucional son, en el mejor de los casos, un interesante ejercicio intelectual.
– James M. Buchanan y Richard E. Wagner
Buchanan, James M.; Wagner, Richard E. Democracy in Deficit: The Political Legacy of Lord Keynes. Liberty Fund. 2000.

Los funcionarios electos disfrutan gastar dinero público en proyectos que proporcionan algunos beneficios demostrables a sus mandantes. A ellos no les agrada cobrarle impuestos a estos mismos mandantes.
– James M. Buchanan y Richard E. Wagner
Buchanan, James M.; Wagner, Richard E. Democracy in Deficit: The Political Legacy of Lord Keynes. Liberty Fund. 2000.

Una nación no puede sobrevivir con instituciones políticas que no se enfrentan directamente al esencial hecho de la escasez: Es simplemente imposible prometerle más a una persona sin reducir lo que se le ha prometido a otros. Y no es posible aumentar el consumo hoy, al menos sin aumentar los ahorros, sin tener menos consumo el día de mañana. La escasez es, de hecho, una realidad de la vida, y las instituciones políticas que no aceptan este hecho amenazan la existencia de una sociedad próspera y libre.
– James M. Buchanan y Richard E. Wagner
Buchanan, James M.; Wagner, Richard E. Democracy in Deficit: The Political Legacy of Lord Keynes. Liberty Fund. 2000.

"...a la gran mayoría de las personas les cuesta entender que la propiedad privada ―en este y en cualquier otro campo― es la mejor manera que tiene la sociedad y una economía para optimizar el uso de sus riquezas naturales, sean ellas renovables o no renovables, reales o aparentes, escasas o relativamente abundantes. No hay nada más congruente con la idea del bien común y con la noción de utilidad pública que el sistema de propiedad privada".
– Hernán Büchi
Hernán Büchi, La transformación económica de Chile. (Editorial Norma, 1993).

La libertad, Sancho, es uno de los más preciosos dones que a los hombres dieron los cielos: con ella no puede igualarse los tesoros que encierra la tierra, ni el mar encubre: por la libertad, así como por la honra, se puede y debe aventurar la vida.
– Miguel de Cervantes
Miguel de Cervantes Saavedra, Don Quijote de la Mancha. (EE.UU.: Alfaguara, 2004).

El imperio de la multitud no es menos tiránico que el de un hombre solo y esta tiranía es tanto más cruel cuanto que no hay monstruo más terrible que esa fiera que toma la forma y nombre del pueblo.
– Marco Tulio Cicerón
Marco Tulio Cicerón (c.50 AC/1960), Tratado de la República. (Buenos Aires: Editorial El Ateneo).

La demanda de tonterías parece estar sujeta a la ley universal de la demanda: demandamos menos de estas cuando el precio es más alto.
– Ronald H. Coase
Ronald H. Coase, Essays On Economics and Economists, solo disponible en inglés. (Chicago:University of Chicago Press, 1994).

La Libertad económica es un requisito esencial de la libertad política.
– Milton Friedman
Friedman, Milton y Friedman, Rose. Libertad de Elegir: Hacia un nuevo liberalismo económico (Barcelona: Orbis, 1983).

Un mercado libre es una condición necesaria de la libertad individual. Aunque necesario para la libertad, el capitalismo sólo no es suficiente para garantizarla. Tiene que estar acompañado por un conjunto de valores y de instituciones políticas favorables a la libertad.
– Milton Friedman
Friedman, Milton, Capitalismo y Libertad, Ediciones Rialp, 1996.

...los más entusiastas partidarios de tan ilimitados poderes de la mayoría son a menudo esos mismos administradores, conocedores mejor que nadie de que una vez asumidos tales poderes, serán ellos y no la mayoría los que de hecho harán ejercicio de los mismos.
– F.A. Hayek
F.A. Hayek, Fundamentos de la libertad (Madrid: Unión Editorial, 1998).

Hay una gran diferencia entre tratar a los hombres con igualdad e intentar hacerlos iguales. Mientras lo primero es la condición de una sociedad libre, lo segundo implica, como lo describió Tocqueville "una nueva forma de servidumbre".
– F.A. Hayek
F.A. Hayek, Individualism and Economic Order (Chicago: The University of Chicago Press, 1948)

Hemos abandonado progresivamente aquella libertad en materia económica sin la cual jamás existió en el pasado libertad personal ni política.
– F.A. Hayek
F.A. Hayek, Camino de Servidumbre, (Madrid: Alianza Editorial, 2005).

...todo gobierno supervisor de monopolios tiende a convertirse en protector de monopolios...
– F. A. Hayek
F. A. Hayek, "Los principios de un orden social liberal". Estudios Públicos, No. 6. 1982. Centro de Estudios Públicos (Chile).

En una sociedad libre, la renta se produce y se reparte sin intervención de ninguna autoridad, el reparto de la renta es el resultante de múltiples acciones individuales.
– Pierre Lemieux
Lemieux, Pierre. La soberanía del individuo. 2da edición (Unión Editorial, 2000).

...el Estado mínimo se define como una empresa consagrada esencialmente a la protección de los derechos naturales o fundamentales del individuo y basada en la unanimidad de los individuos que respetan el derecho y en el desarrollo espontáneo de las instituciones.
– Pierre Lemieux
Lemieux, Pierre. La soberanía del individuo. 2da edición (Unión Editorial, 2000).

Tenemos impuestos suecos, con contribuyentes sudamericanos, y servicios africanos.
– Ricardo López Murphy
Ricardo López-Murphy en "Mi propuesta busca resolver el hambre y el desempleo" [en línea, disponible en http://www.terra.com.ar/ctematicos/elecciones2003/56/56918.html; internet; accesado el 31 de julio de 2008].

Siempre que una mayoría está unida detrás de un interés o pasión común, los derechos de la minoría están en peligro.
– James Madison
James Madison, Journal of the Federal Convention. Packard Technologies (Diciembre de 2005).

¿Pero qué es el Estado sino la mejor reflexión de la naturaleza humana? Si los hombres fuesen ángeles, no fuera necesario Estado alguno. Si los ángeles fuesen a gobernar a los hombres, no fueran necesarios controles externos ni internos sobre el Estado.
– James Madison
James Madison, "Feralist No. 51: The Structure of the Government Must Furnish the Proper Checks and Balances Between the Departments en Alexander Hamilton, John Jay y James Madison The Federalist Papers. Amazon Digital Services. Publicado originalmente en el Independent Journal (Nueva york) el 6 de febrero de 1788.

...la voluntad del pueblo significa, prácticamente, la voluntad de la porción más numerosa o más activa del pueblo; de la mayoría o de aquellos que logran hacerse aceptar como tal; el pueblo, por consiguiente, puede desear oprimir a una parte de sí mismo, y las precauciones son tan útiles contra esto como contra cualquier otro abuso del Poder.
– John Stuart Mill
John Stuart Mill, extracto de Sobre la libertad [en línea, disponible en http://www.elcato.org/node/1245; internet; accesado el 31 de julio de 2008].

En donde quiera que hay una clase dominante, una gran parte de la moralidad del país emana de sus intereses y de sus sentimientos de clase superior.
– John Stuart Mill
John Stuart Mill, extracto de Sobre la libertad [en línea, disponible en http://www.elcato.org/node/1245; internet; accesado el 31 de julio de 2008].

Hay un límite a la intervención legítima de la opinión colectiva en la independencia individual; encontrarle y defenderle contra toda invasión es tan indispensable a una buena condición de los asuntos humanos, como la protección contra el despotismo político.
– John Stuart Mill
John Stuart Mill, extracto de Sobre la libertad [en línea, disponible en http://www.elcato.org/node/1245; internet; accesado el 31 de julio de 2008].

La única ventaja directa del comercio externo son las importaciones. Exportamos para poder importar.
– John Stuart Mill
John Stuart Mill, "Chapter XVII: Of Internacional Trade”, en The Collected Works of John Stuart Mill, Volume III [en línea, disponible en http://oll.libertyfund.org/?option=com_staticxt&staticfile=show.php%3Ftitle=243&chapter=7193&layout=html&Itemid=27; internet; accesado el 31 de julio de 2008].

Aquellos que luchan por la libre empresa y por la libre competencia no defienden los intereses de aquellos que son ricos hoy. Ellos quieren que se deje libertad a hombres desconocidos que serán los emprendedores del mañana.
– Ludwig von Mises
Ludwig von Mises, La acción humana (Madrid: Unión Editorial, 2001).

Cierto que los gobiernos pueden reducir el tipo de interés a corto plazo. Pueden emitir cantidades adicionales de papel moneda, pueden abrir el camino a la expansión bancaria del crédito, y de esta manera crear una bonanza artificial y la apariencia de prosperidad. Pero una prosperidad de ese género está condenada a hundirse tarde o temprano y a traer la depresión.
– Ludwig von Mises
Ludwig von Mises, Gobierno omnipotente (Madrid: Unión Editorial, 2002).

El laissez faire no significa: Dejen que operen las desalmadas fuerzas mecánicas. Significa: Dejen que cada individuo escoja cómo quiere cooperar en la división social del trabajo; dejen que los consumidores determinen cuáles empresarios deberían producir. Planificación significa: dejen que únicamente el gobierno escoja e imponga sus reglas a través del aparato de coerción y compulsión.
– Ludwig von Mises
Ludwig von Mises, La acción humana (Madrid: Unión Editorial, 2001).

La economía de mercado es un sistema social de división del trabajo basado en la propiedad privada de los medios de producción.
– Ludwig von Mises
Ludwig von Mises, La acción humana (Madrid: Unión Editorial, 2001).

La historia de Occidente, desde la era de las polis griegas hasta la resistencia actual al socialismo, es esencialmente la historia de la lucha por la libertad contra los privilegios de los burócratas.
– Ludwig von Mises
Ludwig von Mises, La acción humana (Madrid: Unión Editorial, 2001).

Las obras públicas no se construyen con el poder milagroso de una varita mágica. Son pagados con los fondos arrebatados a los ciudadanos.
– Ludwig von Mises
Ludwig von Mises, La acción humana (Madrid: Unión Editorial, 2001).

Todas las civilizaciones, hasta el presente, se han basado en la propiedad privada de los medios de producción. Civilización y propiedad privada fueron siempre de la mano.
– Ludwig von Mises
Ludwig von Mises, La acción humana (Madrid: Unión Editorial, 2001).

Todo impuesto específico, así como todo el sistema de impuestos de una nación, se invalida a sí mismo por encima de una cierta tasa de impuestos.
– Ludwig von Mises
Ludwig von Mises, La acción humana (Madrid: Unión Editorial, 2001).

Jamás el régimen comunista ha garantizado a los que habitamos esta isla, ni igualdad ni equidad en lo que a servicios médicos se refiere. La elite gobernante, sus familiares, amigos y protegidos, han recibido siempre una atención diferenciada, superior a la de la población.
– Hilda Molina
Hilda Molina, El mito del sistema de salud cubano [en línea, disponible en http://www.elcato.org/node/1570; internet; accesado el 31 de julio de 2008].

Cuba es el único país del mundo en el que es más fácil cambiar de sexo que de partido político. Si usted es un señor inconforme con sus atributos masculinos, o usted es una señora que sueña con afeitarse todos los días, el comprensivo estado cubano le soluciona quirúrgicamente sus deseos y paga con gusto el enorme costo de esas complejas operaciones. Ahora bien, si lo que usted quiere es abandonar el Partido Comunista e integrarse en una formación socialdemócrata o liberal, el gobierno lo expulsa de su trabajo, le envía turbas a la casa para que le peguen y lo humillen, lo acusa de agente de la CIA y lo condena a largas penas de cautiverio en unas cárceles horribles.
– Carlos Alberto Montaner
Carlos Alberto Montaner, 'Cuba y nuestra señora de los gays' [en línea, disponible en http://www.elcato.org/node/3426; internet; accesado el 31 de julio de 2008].

Hay que educar en las escuelas y en las familias para que todos sepamos que el precio de la libertad incluye la molestia de tener que aceptar la convivencia con factores ingratos.
– Carlos Alberto Montaner
Carlos Alberto Montaner, Libertad, la clave de la prosperidad (I). (Bogotá: Lerner Ltda. Fundación Friedrich Naumann, 1995).

La tolerancia es el clima idóneo para la aparición de la verdad.
– Carlos Alberto Montaner
Carlos Alberto Montaner, Libertad, la clave de la prosperidad (I). (Bogotá: Lerner Ltda. Fundación Friedrich Naumann, 1995).

Para Fidel Castro, Cuba es una hacienda grande donde es suyo todo lo que existe o crece. Como las vacas son suyas, matar una clandestinamente para darle de comer a la familia hambrienta se paga con siete años de cárcel. Más de lo que el código penal le asigna a quien comete un homicidio.
– Carlos Alberto Montaner
Carlos Alberto Montaner, "Lula, el negrero" [en línea, disponible en http://www.elcato.org/node/2721; internet; accesado el 31 de julio de 2008].

Las leyes inútiles debilitan a las necesarias.
– Charles Louis de Secondat Montesquieu
Charles Louis de Secondat Montesquieu. Del espíritu de las leyes (1748), Libro XXIX.

El liberalismo —conviene hoy recordar esto— es la suprema generosidad: es el derecho que la mayoría otorga a las minorías y es, por tanto, el más noble grito que ha sonado en el planeta. Proclama la decisión de convivir con el enemigo; más aún, con el enemigo débil.
– José Ortega y Gasset
José Ortega y Gasset, La rebelión de las masas. (Barcelona: Círculo de Lectores, 1983), p. 70.

En los motines que la escasez provoca suelen las masas populares buscar pan, y el medio que emplean suele ser destruir las panaderías. Esto puede servir como símbolo del comportamiento que en más vastas y sutiles proporciones usan las masas actuales frente a la civilización que las nutre.
– José Ortega y Gasset
José Ortega y Gasset, La rebelión de las masas. (Barcelona: Círculo de Lectores, 1983), p. 57.

La forma que en la política ha representado la más alta voluntad de convivencia es la democracia liberal...El liberalismo es el principio de derecho político según el cual el Poder público, no obstante ser omnipotente, se limita a sí mismo y procura, aun a su costa, dejar hueco en el Estado que él impera para que puedan vivir los que ni piensan ni sienten como él, es decir, como los más fuertes, como la mayoría.
– José Ortega y Gasset
José Ortega y Gasset, La rebelión de las masas. (Barcelona: Círculo de Lectores, 1983), p. 70.

Por muy rico que un individuo fuese en relación con los demás, como la totalidad del mundo era pobre, la esfera de facilidades y comodidades que su riqueza podía proporcionarle era muy reducida. La vida del hombre medio es hoy más fácil, cómoda y segura que la del más poderoso en otro tiempo. ¿Qué le importa no ser más rico que otros, si el mundo lo es y le proporciona magníficos caminos, ferrocarriles, telégrafo, hoteles, seguridad corporal y aspirina?
– José Ortega y Gasset
José Ortega y Gasset, La rebelión de las masas. (Barcelona: Círculo de Lectores, 1983), p. 55.

Uno y otro —bolchevismo y fascismo— son dos seudoalboradas; no traen la mañana de mañana, sino la de un arcaico día, ya usado una o muchas veces; son primitivismo.
– José Ortega y Gasset
José Ortega y Gasset, La rebelión de las masas. (Barcelona: Círculo de Lectores, 1983), p. 85.

El lenguaje político...está diseñado para lograr que las mentiras parezcan verdades y el asesino respetable, y para dar una apariencia de solidez al mero viento.
– George Orwell
George Orwell, La política y el lenguaje inglés [en línea, disponible en http://bioinfo.uib.es/~joemiro/teach/material/escritura/Politicayidioma.pdf; internet; accesado el 31 de julio de 2008].

El estado de bienestar destruye el vínculo necesario entre esfuerzo y recompensa. El resultado final es la insolvencia de los estados y el parasitismo social, alimentado por políticos que ganan elecciones ofreciendo el dinero ajeno.
– José Piñera

La abundancia de América no fue creada por sacrificios públicos al bien común, sino por el genio productivo de hombres libres que siguieron sus propios intereses personales y la creación de sus propias fortunas privadas.
– Ayn Rand
Ayn Rand, Capitalism: The unknown ideal (Signet, 1986).

Los derechos del individuo no están sujetos a votación pública; una mayoría no tiene el derecho de eliminar por votación los derechos de una minoría.
– Ayn Rand
Ayn Rand, La virtud del egoísmo (Buenos Aires: Grito Sagrado, 2006), pp. 149-150.

Lo que quedó comprobado un vez más en Chile es algo por demás sabido:la incompatibilidad del marxismo-leninismo con la democracia.
– Carlos Rangel
Carlos Rangel, Del buen salvaje al buen revolucionario (Caracas: Criteria, 2005).

La génesis ideal de las democracias liberales está en el principio de que la diferenciación y no la uniformidad constituye la levadura y el más vital alimento para la convivencia.
– Giovanni Sartori
Giovanni Sartori, ¿Qué es la democracia?. Tercera reimpresión (México: Nueva Imagen, 2000).

Para que el pueblo 'tenga poder' (en serio) la condición irrenunciable es que el pueblo impida cualquier poder ilimitado.
– Giovanni Sartori
Giovanni Sartori, ¿Qué es la democracia?. Tercera reimpresión (México: Nueva Imagen, 2000).

No es por la benevolencia del carnicero, del cervecero y del panadero que podemos contar con nuestra cena, sino por su propio interés.
– Adam Smith
Smith, Adam. La Riqueza de las Naciones, (Madrid: Alianza Editorial S.A.: 2002).

Por más egoísta que quiera suponerse al hombre, evidentemente hay algunos elementos en su naturaleza que lo hacen interesarse en la suerte de otros de tal modo, que la felicidad de éstos le es necesaria, aunque de ello nada obtenga, a no ser el placer de presenciarla.
– Adam Smith
Adam Smith, Teoría de los sentimientos morales. (México, D.F.: Fondo de Cultura Económica, 2004).

A lo largo de una trayectoria que comienza a ser larga, no he conocido todavía a un neoliberal.
– Mario Vargas Llosa
Mario Vargas Llosa, El liberalismo entre dos milenios [en línea, disponible en http://www.ieep.org.ec/PDFs/122-IDEAS%20DE%20LIBERTAD%20No.%2057.pdf; internet; accesado el 31 de julio de 2008].

Cada vez que los gobernantes han hablado de democratizar los medios, la libertad de expresión ha entrado en receso y ha desaparecido.
– Mario Vargas Llosa
Mario Vargas Llosa en 'Vargas Llosa critica a gobiernos que quieren democratizar prensa' [en línea, disponible en http://actualidad.terra.es/cultura/articulo/vargas_llosa_critica_gobiernos_quieren_1654882.htm].

La ficción es el enemigo natural de todo sistema que trata de determinarle la vida al individuo de la cuna a la tumba.
– Mario Vargas Llosa
Mario Vargas Llosa, Aniversario No. 20 de Libertad y Desarrollo, Teatro Municipal Las Condes (Santiago, Chile), 17 de diciembre de 2010.