25 de abril de 2012

Nota bibliográfica

Nota bibliográfica

La exposición de un punto de vista que durante muchos años ha estado decididamente en desgracia sufre la dificultad de no permitir, dentro del ámbito de unos cuantos capítulos, sino la discusión de algunos de sus aspectos.Al lector cuyo criterio se ha formado por entero en las opiniones dominantes durante los últimos veinte años, difícilmente le bastará con este libro para lograr la base común que cualquier discusión provechosa exige. Pero, aunque no conformistas, las opiniones del autor del presente libro no son tan singulares como puedan parecer a algunos lectores. Su criterio esencial coincide con el de un número sin cesar creciente de escritores de muchos países, cuyos estudios les han llevado independientemente a conclusiones semejantes.Al lector que desee informarse directamente con más amplitud sobre lo que quizá considere un clima de opinión desusado, pero no inadmisible, puede serle útil la lista siguiente, que contiene algunas de las más importantes obras de este género, comprendidas varias que al carácter esencialmente crítico del presente ensayo añaden una discusión más completa de la estructura de una sociedad futura deseable.

W.H. CHAMBERLIN, A False Utopia. Colectivism in Theory and Practice.

Londres, Duckworth, 1937.

F.D.GRAHAM, Social Goals and Economic Institutions. Princeton University

Press, 1942.

E. HALÉVY, L’Ère des Tyrannies, París, Gallimard, 1938.[382]

G.HALM,L. v.MISES y otros, Collectivist Economic Planning, ed. de F.A.Hayek,

Londres, Routledge, 1937.

W.H. HUTT, Economists and the Public, Londres, Cape, 1935.

W. LIPPMANN, An Inquiry into the Principles of the Good Society, Londres,

Allen & Unwin, 1937.

L. v.MISES, Die Gemeinwirstschaft, Jena, Fischer, 2.ª ed. 1932. Trad. inglesa bajo el título de Socialism, por J. Kahane, Londres, Cape, 1936 {trad. esp.: Socialismo, 5.ª ed., Unión Editorial, 2007}

Omnipotent Government:The Rise of the Total State and Total War, New Haven, Yale University Press, 1944 {trad. esp.: Gobierno Omnipotente, Unión Editorial}

R.MUIR, Liberty and Civilisation, Londres, Cape, 1940.

M. POLANYI, The Contempt of Freedom, Londres,Watts, 1940.

W. RAPPARD, The Crisis of Democracy, University of Chicago Press, 1938.

L.C.ROBBINS, Economic Planning and International Order, Londres, Macmillan, 1937.

— The Economic Basis of Class Conflict and Other Essays in Political Economy, Londres,Macmillan, 1939.

The Economic Causes of War, Londres, Cape, 1939. W. ROEPKE, Die Gesellschaftskrisis der Gegenwart, Zürich, Eugen Rentsch, 1942.

L. ROUGIER, Les mystiques économiques, París, Librairie Medicis, 1938.

F.A. VOIGT, Unto Caesar, Londres, Contable, 1938.

Los siguientes, entre los «Public Policy Pamphlets» editados por la University of Chicago Press:

H.SIMONS,A Positive Program for Laissez Faire. Some Proposals for a Liberal Economic Policy, 1934.

H.D. GIDEONSE, Organised Scarcity and Public Policy, 1939.

F.A. HERMENS, Democracy and Proportional Representation, 1940.

W. SULZBACH, «Capitalist Warmongers»: A Modern Superstition, 1942.

M.A. HEILPERIN, Economic Policy and Democracy, 1943.

Hay también importantes obras alemanas e italianas de un carácter similar, que, en consideración a sus autores, sería imprudente mencionar ahora por sus nombres.

A esta lista he de añadir los títulos de tres obras que,más que cualquier otro libro por mí conocido, ayudan a comprender el sistema de ideas que gobierna a nuestros enemigos y las diferencias que separan su mentalidad de la nuestra:

E.B. ASHTON, The Fascist, His State and Mind, Londres, Putnam, 1937.

F.W. FOERSTER, Europe and the German Question, Londres, Sheed, 1940.

H. KANTOROWICZ, The Spirit of English Policy and the Myth of the Encirclement of Germany, Londres, Allen & Unwin, 1931,

y el de una notable obra reciente sobre la historia moderna de Alemania, no tan bien conocida en Gran Bretaña como se merece:

F. SCHNABEL, Deutsche Geschichte im 19. Jahrhundert, 4 volúmenes, Friburgo i. Br., 1929-37.

Quizá se encontrarán todavía las mejores guías para ciertos de nuestros problemas contemporáneos en las obras de algunos de los grandes pensadores políticos de la era liberal, un De Tocqueville o un Lord Acton, y, para retroceder aún más, en Benjamin Constant, Edmund Burke y los artículos del Federalist de Madison, Hamilton y Jay; generaciones para quienes la libertad era todavía un problema y un valor que defender, mientras que la nuestra la da por segura y ni advierte de donde amenaza el peligro ni tiene valor para liberarse de las doctrinas que la comprometen.

Notas al pie de página

[382]

[Hayek se refiere aquí a Élie Halévy, «The Age of Tyrannies» (trad. de May Wallas), Economica, N.S., vol. 4, Febrero de 1941, pp. 77-93, y Élie Halévy, «Socialism and the Problem of Democratic Parliamentarianism», International Affairs, vol. 13, julio-agosto de 1934, pp. 490-507. —Ed.]